[mixlr url=»https://mixlr.com/encuentros-radiolive/embed?color=526cd7″]

¡Cuidado anda suelto¡  ¡Huya!

Mensaje del Director

Muchas veces al observar a una persona solo por su aspecto exterior; inconscientemente se le juzga con ligereza, que clase de persona puede ser. Si se le encuentra en determinada circunstancia, se suele asumir que algo debe haber realizado para encontrarse en esa situación. No siempre tales conclusiones son las más acertadas; por cuanto no siempre lo que se ve, se corresponde con lo que es, ni las situaciones puntuales reflejan siempre la verdad.

¡Lo que se ve, no siempre se corresponde; con lo que es!

Amor-Pareja3-021Sería más honesto antes de opinar sobre alguien o determinadas ocasiones, un conocimiento previo e imparcial de las actitudes y las circunstancias por las cuales el ser humano atraviesa, antes de  que etiquetarlo en determinada categoría. En caso contrario resulta sencillo y natural equivocarse y de esa forma lesionar, el nombre y la reputación de tal persona. Antes que juzgar y después hablar sobre alguien, es menester conocer profundamente las colinas y los valles, que ha debido atravesar hasta llegar a la situación presente.

 ¿Confía en alguien pese a su apariencia?

¿Invitaría Ud a su hogar a una persona  desahuciada por su propia familia, vendido luego como una mercancía, para caer luego en la cárcel por varios años? Hoy le hablaré de una persona, que injustamente fue abandonada por sus familiares más cercanos, comprado luego en el mercado como un esclavo, para conocer la frialdad de una celda; solo por conservar su integridad y sus convicciones Integridad que mantuvo en todo momento pese a las duras condiciones  que tuvo que soportar, hasta que por fin obtuvo la libertad.

Sucede en las mejores familias

Cuéntase acerca de un apuesto joven de numerosa y rica  familia que fuera abandonado por envidia, por sus propios hermanos para ser vendido luego a unos comerciantes extranjeros y adquirido después por un alto funcionario del gobierno egipcio de la época como un esclavo. Su amo vió en este joven capacidad  inteligencia y honradez tal, que lo puso al frente de todas sus posesiones, como administrador de las mismas. Llegó a ser el segundo en la casa de su amo.

La tranquilidad solo dura un momento

Todo se desarrollaba normalmente hasta que…un día, solapado cruel y despiadado aunque poderosamente atractivo, el enemigo lo acorraló amenazando asfixiarlo con su ardiente abrazo. Sentía su aliento como fuego que subía desde el mismo infierno. Era pegajoso se adhería a él de forma insoportable, como resistirlo, estaba allí, supo que corría peligro. Se trataba nada menos que de la esposa de su amo.

La Tentación

Era una mujer hermosa, de su cuerpo se desprendía una envolvente fragancia que embotaba los sentidos, parecía querer penetrar por cada poro de su humanidad, sintió que comenzaba a tambalear. Las manos de ella, delicadas, pero firmes como garras se aferraban a sus ropas impidiéndole todo movimiento y en sus labios una promesa de placer prohibido, ¡ven, duerme conmigo! Así se presenta la tentación del adulterio, como una oportunidad que no se puede desechar.

El preferido de su padre

15483285-un-hombre-caucasico-

José el hijo de Jacob, supo lo que era la lucha titanica entre su naturaleza carnal y su integridad, la había vivido antes; comenzó a sentir  como unas pequeñas voces que susurraban en sus oídos; una le repetía insistentemente “no resistas a tu impulso, es natural” pero otra voz resonaba desde lo más profundo de su ser  “no debes hacerlo”  José tenía un Espíritu superior y entonces hizo lo correcto huyó. El tentador perdió otra batalla porque  a veces lo único que se puede hacer con la tentación es eso, mostrarle los talones, resulta al fin y al cabo, ser siempre lo mejor.

La lucha continúa

Paro no acaba aquí la historia de José. En las manos de esa mujer despechada por el rechazo del joven, quedaron partes de sus ropas. A el grito de ella acudieron algunos sirvientes, pronto su esposo se enteró de lo ocurrido por la distorsionada versión que ella le refirió;  y entonces injustamente José cayó en la cárcel. Pero aún allí, su conducta irreprochable le ganó el favor de sus guardianes y de los reclusos. Luego de otras circunstancias extraordinarias donde se ve la mano del creador, este hombre ya no tan joven resolvió un problema que el rey de Egipto y sus magos no podían resolver y logró de esta forma constituirse en segundo del reino de esa potencia antigua.

La Justicia tarda… pero llega

De ser un exiliado de su familia terminó siendo el gobernador de Egipto. Nunca desprecie a alguien, porque sus ropas sean andrajosas, ni lo desaire si se entera que ha estado en la cárcel, ni lo menosprecie pensando que es un don nadie porque tal vez termine siendo su Superior, Su Patrón o su Gobernante.

Cuidado mi amigo y mi amiga, es muy peligroso y anda suelto.

Por su bien ¡huya!