Los libros que aun no se han abierto. ¿Qué revelarán?

Los libros que aun no se han abierto. ¿Qué revelarán?

Mensaje del Director:

Los libros que aun no se han abierto. ¿Qué revelarán? Un libro siempre encierra en sus páginas pensamientos que se han escrito para que superen el paso del tiempo. La escritura tiene el sencillo e inalterable valor de hacernos recordar lo que hemos olvidado. Por supuesto si alguien se tomó el trabajo antes de ponerlo por escrito, lo hemos visto escuchado o leído. No somos personas que prestamos atención a todo lo que nos rodea. Sino a aquello que principalmente nos interesa. Nos privamos de esa manera de observar las maravillas de la creación, acontecimientos importantes o disfrutar de y con la familia. Somos seres sociales por ello es que la soledad apaga la alegría de vivir. Nuestras costumbres muchas veces no incluyen el saludable hábito de la lectura que va siendo relegado por otros medios. Lo cierto y me ocupa hoy es de vital importancia. Advertir a todos, que alguien que no vemos nos observa y está escribiendo luego todo cuanto hacemos decimos y pensamos. Mucho acerca de nosotros ya está inscripto en ellos y no será alterado ni quitado. A que menos que nuestros actos lo ameriten. ¿Entonces aun hay esperanzas? si.

Los libros que aun no se han abierto.  Alegando ignorancia.

Como se dice vulgarmente a muchos les agrada hacerse la mosquita muerta. No vi, no lo hice, no tengo conocimiento. ¿Suena bastante usual cuando alguien debe presentarse y rendir cuentas por algo, no es cierto? Lo real es que si le llaman la atención es porque existe una causa que lo justifica. Si se comete un error sugiero siempre, es mas sencillo aunque no fácil decir la verdad. A la larga siempre sale a la luz y deja en muy mala situación a quien no fue sincero. Si estas cosas tan comunes dejan consecuencias desastrosas, podemos imaginar que acontecerá cuando los resultados serán eternos. Quien no lo ha hecho todavía es imprescindible que comience a pensar en términos de eternidad. Porque esa será la realidad de todos luego de nuestra existencia terrenal. Está escrito «Qué los humanos mueran una sola vez y después de esto, el juicio» Si tú pensabas que después de morir todo acaba, esto elimina toda esa nefasta idea. Muerte significa separación. El cuerpo va al sepulcro, el Espíritu que le daba aliento de vida vuelve a Dios que lo dio. La persona, que vivió dentro de ese cuerpo (alma) va al lugar que sus actos determinaron.

Los libros que aun no se han abierto. La luz de la verdad.

Entraremos aquí en una nebulosa del tiempo. En la cual nuestra percepción y razonamiento de las cosas solo es posible a través de la palabra escrita. Es probable que muchos se pregunten cómo es esto posible. ¿Acaso puede ser juzgado alguien que está muerto? Comenzaremos a entender algunos misterios. El hombre (alma) no ha muerto puesto que el alma es inmortal. Solo su cuerpo «duerme» en la fosa hasta el momento en que será quitado de allí en la resurrección. ¿Vamos entendiendo? El paso siguiente después de morir es estar en la presencia misma de Jesús. Si es creyente irá al tribunal de Cristo para recibir su recompensa por las cosas realizadas en su existencia terrenal. Uno de los libros (Memorias) no abiertos mostrará estas cosas puesto que allí estarán escritas. (Génesis 22-11) Si no creyó en Jesús irá a otro lugar llamado Hades, lugar donde los muertos sin Cristo aguardarán su juicio y condena. Este tendrá lugar ante el Gran Trono Blanco; porque sus nombres no están escritos en el libro de la vida. (Malaquías 3-16). Se puede comprender entonces la extrema gravedad de que lo que se hace aquí, tiene consecuencias eternas.

Los libros que aun no se han abierto. Capítulos de una historia.

Quizás y con razón alguien puede pensar, no tengo talento de escritor y es cierto. Pero nuestros actos pensamientos y palabras están creando todos los días nuestra propia historia de vida. Dios la conoce y la ha hecho constar por escrito. Para los que ya no están sus libros se han cerrado, pero para nosotros aun quedan algunas páginas por completar. Cada una de ellas puede mostrar todavía lo mejor de nosotros en nuestro pasaje por esta tierra.  Cómo también mostrará, la peor visión de quienes aun prefieran vivir en la injusticia y la maldad. Cada cuál recibirá en su momento, la justa recompensa o castigo de acuerdo a su proceder. Se recoge lo que se ha sembrado. Cristo dijo en su sabias palabras «Buscad las cosas de arriba» Por cuanto las cosas de aquí debajo son efímeras, el viento como al polvo se las lleva. Puede elegir el ser humano seguir el camino que quiera, al final le llevará al lugar que escogió. No existe la suerte, quien hace lo bueno eso recibe, quien lo malo lo peor. Jesús dijo. «Yo soy el camino verdadero que lleva a la vida, andad en él» Cualquier otra senda no tiene más que el peor futuro, sufrimiento eterno. ¿Tienes alguna pregunta? estoy a tus órdenes, te escucho contacto

error: Content is protected !!