La tercer semana del mes. ¿Estancados o avanzando?

La tercer semana del mes. ¿Estancados o Avanzando

Mensaje del Director:

La tercer semana del mes. ¿Estancados o avanzando? Los días se suceden sin interrupción y el año se desarrolla sin pausas. Si algo ha cambiado en nuestra vida, buena cosa es. Pero si todo continúa igual hemos perdido una cuota importante de nuestra existencia. Que cercano está el comienzo del nuevo año, pero qué lejos parece estar la esperanza de los cambios deseados. Los petardos y el jolgorio se desvanecieron rápidamente y la luz de la realidad muestra nuestro estado actual. ¿Satisfacción o desencanto? Claro que se puede continuar con el pensamiento de que algo nuevo sucederá, el año recién comenzó. Cierto pero; los cambios no nacen espontáneamente sin una causa que los produzca. Hablé antes de hacer una lista de acción, pero esa lista debió salir del papel y transformarse en hechos. Frutos de un esfuerzo de voluntad manifiesta y actitudes inteligentes. El éxito no es solo ocurre por lo sueños en la mente. Sino por el trabajo constante para que se concreten en realidades tangibles.

La tercer semana del mes. Imaginando cosas.

Soñar imaginar y visualizar quizás para una gran mayoría de personas resulte cómodo tomarlo como sinónimos. En realidad no lo son a pesar de las similitudes, porque todas intervienen en un pensamiento sobre algo que aun no es real. Siempre tengo presente 2 alternativas cuando escribo un artículo. Hacerlo sencillo y entendible o complicado y difícil de comprender. Me inclino por lo primero, que quien lee lo entienda y obtenga un beneficio de ello. De lo contrario quien escribe y quien lo lee ambos estaremos perdiendo el tiempo. Soy muy respetuoso del tiempo de cada cual como celoso del mío. Soñar puede ser un deseo de concreción tanto cómo un mensaje enviado. Imaginar es darle vida propia a ese sueño y visualizarlo es verlo desarrollándose y crecer. Hasta aquí lo sencillo. Todos deseamos que este año sea diferente, pero solo con desearlo no es suficiente, necesitamos imaginar como hacerlo. Para luego verlo concretarse en realidad. «Llamando a las cosas que no son como si fueran»

La tercer semana del mes. Usando la fe.

No existe una persona que cree en Jesús que pueda pensar o decir, no tengo o tengo poca fe. Pablo aclara que Dios repartió una medida de fe a cada uno. Además agrega que tampoco debe pensarse más allá  de aquello que ha recibido. Ese atributo maravilloso no es un mérito nuestro fue dado por Dios para nuestro desempeño como cristianos. Poder que actúa dentro de los límites del Creador que nos da plena confianza en Él. Una herramienta poderosa que hará posible cosas que para el ser humano son imposibles. Esta confianza no excluye el razonamiento la lógica ni la reflexión. Muchos creyentes se dan de bruces contra el suelo porque piensan que pueden tener todo lo que desean. No es posible pensar en poseer un Mercedes Benz 0k. si antes no se goza de la solvencia económica necesaria Tampoco es lógico pensar en viajar en grande cuando a la hora de comer solo se hace ruido con los platos. Nadie se enriquece de golpe, sino a pasos cortos ¿O alguien sube la escalera por el último escalón no por el primero?

La tercer semana del mes. ¿Hablas con Dios?

Muchas veces veo en reuniones de congregación que algunas personas no todas, toman notas conforme se escucha  la predicación. Me pregunto que hacen luego con ellas. Porque cuando el Predicador habla está entregando herramientas, alertando acerca de errores y mostrando caminos acerca de acciones. ¿Cuándo se vuelve a casa se releen esas notas? ¿Se reflexiona en lo que lo que estamos bien o lo que hay que corregir? O simplemente se hacen a un lado hasta la próxima reunión. Si bien eso es importante hay algo mucho más importante y es consultar y escuchar a Dios. Podremos tener los planes más exquisitamente excelentes, una maravillosa imaginación creativa y una clara visión del futuro. Pero si caminamos sin la compañía y la guía de Dios pueden ocurrir 3 cosas. Nos lleve demasiado tiempo y sacrificio lograr éxito o segundo, nunca lo logremos. Por último ¿Alguna vez le preguntaste a Dios cuáles son los planes que Él tiene para ti? Cada llamamiento incluye un plan ¿Estás seguro@ que buscas  hacer su voluntad o simplemente la tuya? Por favor, vuelve a poner el cerrojo en la puerta, habla pregunta y escucha.

 

 

error: Content is protected !!