Tiempo. La Dimensión de lo que ocurre entre un segundo y el siguiente.

Tiempo. La dimensión de lo que ocurre entre un segundo y el siguiente

Mensaje del Director:

Tiempo. Dimensión de lo que sucede entre un segundo y el siguiente. Muchas de las cosas que habitualente tienen significado para nosotros se basan en conceptos erróneos. Uno de ellos sin duda es la noción que la mayoría tiene acerca del tiempo. Desde luego reconocemos que cada cual tiene derecho a pensar cómo desee acerca de este elemento trascendente en cualquier existencia. Conocimientos y pensamientos tan arraigados en la mente durante muchos años cuesta cambiarlos. Máxime que para muchos son tan naturales y comunes que pasan desapercibidos. Ahora bien, que no sean tomados en cuenta con atención no significa que dejen de ser importantes. ¿Cuántas veces escuchamos la frase? «No tengo tiempo para nada» o «Voy a recuperar el tiempo perdido» Ambas no tienen sustento real. No es cierto que no se tenga tiempo, puesto que si se está vivo tiempo hay. Por otro lado, no se puede volver al pasado, nadie puede recuperar lo que se fue.

Tiempo y sus tres condiciones.

Varias situaciones funcionan en grupos de tres. El agua puede encontrarse en estado sólido, líquido o gaseoso. La temperatura puede dividirse en frío, tibio o caliente. Podría continuar, pero considero suficiente con lo dicho para comprender hacia donde deseo dirigirme. Con ello intento dirimir que todo es variable el cambio es la norma. El tiempo ya que de de ello estamos hablando es permanente siempre existe. Pero lo que ocurre en cada segundo varía. Pasado. El tiempo que se fue pero que sigue aumentando cada segundo. Lo mismo ocurre con el Presente, no es estático, en su transcurso engrosa el pasado y acerca el futuro. Por último el Futuro no es algo tan lejano como se piensa. Es el segundo siguiente a aquello que pensamos o hacemos. Por eso es que muchas personas solo piensan pero no hacen nada en su presente, entonces el futuro los encuentra en la misma situación. Oportunidades perdidas y alojadas en el pasado. Para hacerlo más comprensible. Ayer pensé, hoy nada hice, mañana nada tendré.

Tiempo perdido que jamás se recupera.

Nuestra propia existencia se desarolla y se mide en un tiempo limitado, de años días horas minutos y segundos. No tener conciencia de este gran detalle es no darse cuenta, que de no utilizarse con inteligencia se perderan irremediablemente. Desearía de todo corazón que se comprenda que el tiempo, no es eso que vemos cuando abrimos nuestra ventana. Ello no es nada más que la condición de un día. Cómo no la podemos modificar no tendríamos que darle tanta importancia. Cómo también a otras cosas que nos roban valiosos minutos que bien aprovechados harían a nuesra vida más fructífera. ¿Es imprescindible que los celulares ocupen gran parte de nuestro tiempo, que a veces ignoramos lo que pasa alrededor? ¿No sería mucho más valioso tomarnos unos minutos para pensar en qué podríamos modificar algo en nuestra vida? Antes que dejar que otros nos capten nuestra atención y llenen nuestra mente con sus cosas. ¿No hay nada que podamos mejorar en nuestro desarrollo como personas para hacer más dichosa a nuestra familia? Tomate un minuto y piensa.

Tiempo vivido, versus tiempo que queda.

Todo ser humano debe estar consciente de cómo usa su tiempo de vida porque no sabe cuánto tiene. ¿Lo sabes tú? Nadie lo sabe, entonces no se puede ser tan insensato por decirlo de alguna forma que no lo tome en serio. Todo cuanto se hace y lo que no se hace, tendrá consecuencias en un futuro cercano. Si no cuidamos nuestro trabajo, lo perderemos. Si no lo hacemos con nuestra salud la enfermedad ocupara su lugar. Con ser eso importante no es lo prioritario, Para decirlo con todas las letras, cuando nuestro tiempo acabe, vamos a tener un encuentro con la persona más importante que existe. «Está establecido para los hombres que mueran una sola vez y después de esto el Juicio» Hebreos Cap. 9-27. En ese momento nadie va a poder escurrir el bulto, todos sin excepción vamos a estar delante de Jesucristo. El mejor consejo que puedo dar y me incluyo, es que hagamos lo necesario hoy para no ser rechazados. Aun hay tiempo y oportunidad para estar a cuentas con Jesús obtener su perdón y su promesa. Antes que tu tiempo acabe, espero y deseo que tomes ahora la mejor decisión.

En esto no puedes tener dudas. Si las tienes contáctanos

error: Content is protected !!