Oir es solo la mitad del libreto. Actuar es el complemento.

 Oir es solo la mitad del libreto. Actuar es el complemento.

Mensaje del Director:

Oir es solo la mitad del libreto. Actuar es el complemento indispensable. El ser humano no es una criatura débil y desamparada. Cuenta con todas las herramientas necesarias para vivir y desarrollarse. Una mente pensante, dos brazos manos y piernas para ponerse en movimiento y trabajar. La mayoría cuenta además con 5 sentidos que le permiten armonizarse con la naturaleza y sus semejantes. Todas esas facultades y otras, nos han sido dadas para utilizarlas primariamente con inteligencia. No ignoro que muchas personas tienen algunas capacidades disminuídas. Pero encuentro en la mayoría de ellas una fuerza de voluntad entereza y decisión para salir adelante que es admirable. No sucede así con varias que no tenen impedimentos, pero que no utilizan lo que tienen con empeño y sabiduría. Diría que su mayor habilidad al parecer, es la facultad de perder oportunidasdes, sin ningún beneficio. Si lo que se escucha no cubre una necesidad, entonces se ha perdido el tiempo por nada.

Oir es algo que todos hacemos.

Llegan a nuestros oídos multitud de sonidos que no buscamos. Pero tampoco somos muy selectivos con los que nos interesa. Queremos escuchar algo lo que sea, no nos gusta el silencio. Aunque en ocasiones no le prestamos mayor atención necesitamos sentir ruido. Lo triste de todo esto es que si lo que se escucha no edifica estamos derrochando un valioso tiempo. Quizás tu pienses que soy utilitario y lo soy lo reconozco, por una simple razón. No soy dueño de todo el tiempo, tiene caducidad y no se hasta cuanto. Y cuando uno va envejeciendo se vuelve más cuidadoso porque nota que va quedando cada vez menos. La palabra de Dios se cumple inexorablemente, pero muchos parecen no darse cuenta. Se complacen en ver pasar su vida escuchando. Como el flautista de Hamelin, los que hablan consiguen muchos seguidores. Ocupan páginas en casi todas las plataformas de las redes. Aunque  hablan mas de si mismos y de sus opiniones, antes que de cosas realmente útiles. Hasta son predicadores por internet.

Oir lo que realmente edifica.

Cuanto más temprano los jóvenes se ocupen en pensar en las cosas serias de su vida, mejores éxitos lograrán. Recuerda algo importante se es joven un tiempo nada más, los años pasan volando para todos. Forja lo mejor de tu vida ahora, despues tendrás tu tiempo para disfrutarlo. Así que no pases tus días escuchando música y viendo películas de sexo y violencia. Tampoco vivas horas a través de una pantalla de PC, escuchando a personajes famosos contando sus experiencias buenas o malas. No caigas en la trampa del alcohol y las drogas. No te demores con predicadores en la red. Tal vez te entretengas y disfrutes con sus mensajes. Pero entran por un oído y salen por el otro y pronto te olvidas. Lo que está escrito permanece. Haz de la Biblia tu mejor consejera. Si crees en Dios tienes un trabajo que hacer. Si no crees, piensa y no te hagas el distraído con Dios porque un día estarás frente a el. Y si no hiciste bien los deberes a tiempo, no tendrás más posibilidades de aprobar el examen después.

Oir en el lugar correcto.

Internet no es el púlpito, ni el lugar del Predicador. Una conferencia, enseñanza o algo que te ayude a pensar con claridad es aceptable, pero no suficiente. Un sermón cuando es predicado en el lugar correcto el templo, es para las personas que lo escuchan allí. No ha sido ungido para ti, que vives en otro país y a miles de km de distancia. Tú obligación si decides asumirla, es buscar una iglesia donde se predica y practica el Evangelio. Bautizarte y luego congregarte asiduamente. Después constituirte como miembro y crecer bajo la tutela del Pastor Responsable. No hay cristianos de entrecasa que deciden no congregarse. Desprecian la Iglesia que Jesus fundó y es cabeza de la misma. Dice la palabra, “en los últimos tiempos muchos tendrán comezón por escuchar, pero apartarán de la verdad el oído” Desean escuchar lo que les gusta no lo que edifica. No sigas a hombre o mujer, sino a Jesús. El único al que debes buscar, escuchar obedecer y seguir. Con el todo, sin el no tienes nada. Decide ahora.

error: Content is protected !!