¿Formas parte del equipo ganador? La última oportunidad.

¿Formas parte del equipo ganador?

Mensaje del Director:

¿Formas parte del equipo ganador? La última oportunidad. Dennis Hill no sabía que podía ocurrir cuando salió al anochecer de su hogar para hacer su ronda nocturna. Le dió un beso a Cindy su linda esposa como solía hacerlo. En el móvil policial al frente de su casa, le esperaba al volante su compañero de tareas. Lucía cansado esa noche por lo cual Dennis lo relevó al volante. Mientras recorrían Des Moines (Iowa) en una noche húmeda recibieron por la radio un mensaje de alerta. Una persona armada había sido vista en determinado lugar. Luego de recibir las coordenadas, Dennis encendió la sirena del móvil y a toda prisa se dirigió hasta allí. Cuando llegaron la visivilidad era nula, pero de pronto un estruendo rompió el silencio. El cristal de la ventanilla del móvil voló en mil pedazos. La bala de grueso calibre destrozó el ojo izquierdo de Dennis y se alojó en su cerebro. No pudo sobrevivir al impacto. Luego de horas en coma; definitivamente murió.

¿Formas parte del equipo sin participar?

En la actualidad muchas personas en el mundo usan indumentaria con el nombre de un determinado equipo deportivo. Sea cualquiera la actividad de cada cual, cada una se diferencia de las demás por los elementos que los identifican. La industria ávida de lucro comercial alimenta esta pasión de las multitudes. Diseña y ofrece prendas de vestir o artículos con los cuales cada persona quiere identificarse. El hombre o la mujer que no se siente satisfecho con su vida en la sociedad, encuentra aquí su motivación. Puede incluso asociarse a estas actividades deportivas incluso, pensar que tiene parte en cada resultado. Es muy común oir, «ganamos, empatamos o perdimos» dependiendo simplemente del resultado. Pero no es cierto, ellos ni ganan pierden o empatan, puesto que no entran al campo, la pista o el escenario. No juegan; solo gritan como simples espectadores qué conforme al resultado se alegran o se deprimen. Solamente se emocionan.

¿Formas parte del equipo de la ilusión?

¿Qué es una ilusión? Siempre insisto en la búsqueda de entender el real significado de cada palabra. Cuando no se conoce exactamente lo que quiere decir, es muy fácil caer en el engaño. Que parezca parecido al oído no lo hace igual. Increíblemente muchas personas viven esa engañosa realidad la mayor parte de su vida. ¡Estoy bien! respondemos siempre cuando nos preguntan cómo estamos. ¿Es realmente asi o a fuerza de repetirlo llegamos a creer que es verdad? Estoy enamorada de la vida, piensa una joven y se deleita con ese pensamiento. Pero nunca define de qué está enamorada. El joven se repite para si, estoy enamorado de ella. Pero lo suyo no es verdadero amor, sino solo pasión. La ilusión es una distorsión de los sentidos a causa de que nuestra imaginación la muestra;  como realidad. Así sucede con muchos «cristianos» creen que lo son, pero no viven una vida real de compromiso y devoción. Pasan un rato en la Iglesia y el resto en el mundo.

¿Formas parte del equipo de la fe?

No existe una sola persona en el mundo que no tenga cierta clase de fe. Todos creen el algo. El bus pasa a determinada hora y si no estoy en la parada, lo perderé. Estoy seguro de que cobraré mi salario en tiempo y forma, sino no trabajaría. Cuando subo a un avión no conozco al piloto pero creo que me llevará a destino. Estoy seguro de lo que hago cuando corto un trozo de carne y lo llevo a la boca. Podría seguir con inumerables ejemplos. Cosas que hacemos todos los días, pero a pesar de creerlas no siempre dan buenos resultados. El bus hoy no pasó y el día de cobro no me pagaron. El avión tuvo un retraso y llegué tarde y el trozo de carne se me atragantó en la garganta. Esa clase de fe que vivimos nos otorga cierta tranquilidad, pero no asegura el resultado que esperamos. Necesitamos una clase de fe que nos brinde mayores logros y que no dependa de las circunstancias. Es la fe en alguien; que es más grande que cualquier problema o dificultad que enfrentamos.

¿Formas parte del equipo que escucha?

Queridos compañeros Dios nos encomendó una misión, predicar el Evangelio a toda criatura. Agrega Timoteo «Insistan a tiempo y fuera de tiempo; contradigan, reprendan y exhorten con toda paciencia y doctrina» Porque la fe, se  acrecienta cuando se oye la palabra de Dios. No digan a la gente que venga a la Iglesia para resolver sus problemas. Porque Dios permite los problemas no solo para probar nuestra fe. Sino para que por medio de ellos comprobemos la grandeza de Él. No digan, dejen de sufrir, porque las aflicciones nos acompañan durante toda la vida. Es ahí donde el Señor no solamente nos consuela, sino nos da una muestra de su poder. Y por medio de ellas fortalece nuestra fe. No es la fe personal que provoca los milagros. Sino por medio de la misma Dios hace su obra en nuestra vida. Cuando se suman las dificultades, con nuestra pequeña o gran fe le decimos a Dios. Tú eres Señor; mayor que cualquier dificultad y en tu poder creo y deposito toda mi confianza. ¿De qué equipo formas parte?

error: Content is protected !!