Comunicación sin contenido es como una tinaja vacía.

Comunicación sin contenido es como una tinaja vacía

Mensaje del Director:

Comunicación sin contenido es como una tinaja vacía. Puede la tinaja ser de bella apariencia, pero si no contiene dentro algo de valor es de nula utilidad. Así son todas las cosas que ocupan un lugar en la naturaleza pero sin brindar ningún beneficio. Un dicho muy popular agrega «Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar» No deja de existir cierta sabiduría en estas frases, pero siempre existen las excepciones que confirman la regla. Un árbol que no da frutos, una cisterna sin agua, un río sin cauce o una murralla derribada. Pero también existe algo más desolador y causante de profunda tristeza, como observar una vida humana sin propósito. Muchas personas tienen conciencia de estar vivos, pero sin saber qué hacer con su existencia ni como ocupar sus días. Deambulan como hojas que lleva el viento de un lugar a otro sin dirección ni destino.

Comunicación en abundancia.

Si existe algo en el mundo al cual cualquier ser humano puede acceder, es a una fuente inagotable de información Cualquiera sea el área o actividad que interese conocer o desarrollar siempre hay un lugar donde acudir para hacerlo. Ello conlleva una gran responsabilidad personal, porque lo que se encuentra es precisamente lo que se busca. Buscar lo excelente te hará más sabio. En lo bueno entonces harás lo correcto, si lo haces en lugar equivocado será tu ruina. Tal vez aun no te has dado cuenta o quizás no te agrade. Pero tú como yo somos en un alto porcentaje, el resultado de nuestros pensamientos y decisiones. No por escuchar o acumular información seremos más eficientes en el desarrollo de nuestra vida. Sino por una inteligente elección del conocimiento más adecuado a nuestras aptitudes o talentos. Si te apasiona la electrónica entonces pon empeño y prepárate. No te gusta hablar en público; entonces no elijas ser actor o actriz. Creo que puedes comprenderme acerca de lo que trato de decirte.

Comunicación sin práctica.

Muchas de las cosas que escuchamos siempre tienen una parte de verdad, pero no resisten un análisis profundo. ¿Es bueno saber de todo un poco? Quizás alguien podrá responder afirmativamente y tal vez en contadas ocasiones se resuelva alguna dificultad. ¿Pero alguno dejaría que en un hijo o hija se realice una cirujía de corazón por un carnicero? No trato de minimizar o denigrar la labor del carnicero, porque para ello también se requiere de habilidad y conocimientos. Es que simplemente por una razón de sentido común, siempre es preferible elegir al más apto para la tarea. En varias circunstancias se delega una labor para alguien que no está debidamente preparado.  Siempre es mejor saber lo máximo de algo que un poco de todo. Porque ese «TODO» no se encuentra en ninguno de los dos casos. Además no es suficiente solo con escuchar o leer es necesario aptitud y práctica constante.

Comunicación sin comprender.

Comunicación no es conocimiento. En el mundo nadie gana un Oscar o el Premio Nobel sin ser el mejor en su actividad. En las cosas de Dios vamos mucho más alto aun. Contamos con Un Señor Todopoderoso que todo lo sabe y desea darlo a sus hijos. Un Señor Jesucristo todo amor y sacrificio, capaz de soportar el martirio y la muerte de cruz por nosotros y perdonarnos. Un Espiritu Santo  puro que nos cuida enseña y nos sella para la eternidad. El Señor es un Dios que quiere ser conocido y compredido. «Alábese el que se haya de alabar: en conocerme y entenderme que soy el Señor»  ¿Conoces y entiendes lo que espera de Ti o es solo tu sanador y proveedor? Job se creía perfecto, pero tuvo que reconocer «Yo hablaba cosas que no entendía, de oídas te había oído» No seas alguien que solo escucha hablar acerca de Dios, es necesario conocerlo y entenderlo para luego amarlo y obedecerlo.

Más aplicación no tanta comunicación

Es triste ver la realidad cuando se marca una reunión de doctrina y oración, Muchas bancas quedarán vacías. Cuando se otorga una tarea especial a un grupo de miembros es no volver a verlos en varias reuniones. Recuerdo cuando mis padres debían firmar mi carnet de calificaciones. Muchas veces aparecía el mensaje «Debe aplicarse, puede dar más» Lo mismo debe aplicarse a los miembros de una congregación. «Debemos aplicarnos, podemos dar mucho más» No estemos tan preocupados con lo que pasa en el mundo. Dios anhela nuestra compañía, eso requiere tiempo de calidad con Él, no solamente un ratito en la Iglesia. Hay palabras que tiene solo para cada uno y aun no las escuchamos. Pensar en ello sería suficiente para llenar nuestro corazón de alegría y gritar a los 4 vientos «Que grande y maravilloso eres Señor, nadie como Tú»  Si se trata de escuchar, nada es más valioso que escucharlo hablar a Ël. No te distraigas ni entretengas con cosas que el mundo ofrece, mira siempre hacia arriba.

 

 

error: Content is protected !!