[mixlr url=»https://mixlr.com/encuentros-radiolive/embed?color=526cd7″]

¿Estamos realmente Preparados?

Mensaje del Director:

Seguramente me dirá que no ¿Cómo prepararme para lo que no se que va a ocurrir? Marissa tenía 24 años cuando vivía enfrente de mi casa, en la esquina existe un cruce de mucho transito. Un día ella y su pequeño hijo, regresaban del supermercado, cuando en esa misma esquina, un automóvil a toda velocidad al intentar esquivar otro automóvil que venía en sentido contrario, subió la acera e impactó contra el cuerpo de Marissa. Resultado, fractura de cadera, erosiones múltiples en todo su cuerpo.

¿Accidentes…?

DecisiónEl célebre trombonista de Massachusetts Ray Conniff, mundialmente conocido por su orquesta de Voces en Ritmo; se estaba recuperando de un ataque al corazón, cuando una mañana entró en su baño para su higiene personal cotidiana y una caída en el mismo, acabó con su vida días después. Muchos quizás recuerden todavía a Jeffrey Hunter, fue el protagonista del grandilocuente film Rey de Reyes, encarnando el papel de Jesucristo. Debido a un golpe en su cabeza sufrió una hemorragia cerebral de la cual intentaba restablecerse; hasta que un día bajando las escaleras de su residencia, se derrumbó y al golpear su cabeza en el suelo sufrió fractura de cráneo y falleció.

¡Nadie está libre!

Nadie está libre de sufrir un accidente, pero si puede y debe evitar todas las situaciones que puedan provocarlo. Marissa, tenía por costumbre caminar muy cerca del cordón de la vereda o incluso caminar por la calle, algo extremadamente peligroso. El baño junto con la cocina son los sitios donde ocurren la gran mayoría de los accidentes, el suelo si no se protege con artículos antideslizantes y pasamanos pueden constituirse en trampas mortales, como le sucedió a Ray. Todo aquel o aquella que sufre vahídos frecuentes debe evitar las escaleras. Desde allí cayó Jeffrey.

¿Ignorancia o Negligencia?

Si bien no se puede conocer o prever el momento exacto de un accidente, leve o terminal a pesar de evitar las situaciones peligrosas, la mayoría de la gente no está consciente o parece querer ignorarlo, de una realidad que se ve todos los días. Lo cierto es que si Cristo no viene antes; Ud y yo en cualquier momento por la causa que sea vamos a morir. Tal vez no nos guste saberlo y que nos hablen de eso, pero si sabe que va a ocurrir y para esto podemos y debemos estar preparados.Y de una simple decisión depende donde vamos a pasar la eternidad.

No todo lo que cuesta es lo mejor

La mayoría de las veces no prestamos atención a las cosas simples de la vida, tanto como decir si o no, damos siempre mucho mas valor a las cosas que cuestan demasiado, pero demasiado no siempre quiere decir lo mejor. Quizás piense Ud como muchas personas, después que muera se acabó todo o caso contrario, me voy para arriba.¿Me permite que lo saque del error? En primer lugar, nada se acaba , realmente hay un nuevo comienzo y en segundo término no todos van para arriba.

¿Hacia arriba o hacia abajo?

Que cosa extraña es el pensamiento en el corazón del hombre, muchos creen que van para arriba, pero no escucho que alguien me diga convencido , me voy para abajo. Y definitivamente resulta tan cierto lo uno como lo otro. Muchos irán hacia arriba, pero lamentablemente muchos otros irán para abajo. Esa es una cuestión de elección personal. Arriba significa felicidad perpetua,  abajo significa horror constante.
Y en esa dimensión la palabras “SIEMPRE o NUNCA” tienen su real aplicación, de eso se trata cuando se habla de eternidad.

¿A quien escuchar?

A pesar que ya llevo más de 25 años pregonando sobre estas cosas y muchos antes que yo lo han hecho y muchos más lo harán después, Ud todavía tiene el derecho o la oportunidad de no querer escucharme y lo acepto, después de todo no me conoce, así que no me escuche si lo prefiere. Pero por favor escuche a Jesús, fue el quien dijo “YO soy la resurrección y la vida; el que cree en Mi, aunque esté muerto vivirá” Grandiosa promesa ¿no lo cree? pero hay más “Y todo aquel que vive y cree en mi, no morirá eternamente” Y aquí estamos comprendidos Ud.  y yo  ¿Qué le parece? Si lo cree y lo acepta, la promesa es suya.

Momento de Decisión

No es posible prepararse para lo inevitable que es morir, nadie conoce el momento exacto  aun con una enfermedad terminal; pero si es posible estar preparado para después, porque hay un después. Y todo se reduce a creer en aquel que lo ha prometido, Jesucristo. Porque para el que cree todo es posible. Así que prepárese mi amigo y mi amiga, ahora, cuando todavía hay tiempo. Acepte a Jesús como su único y suficiente salvador hoy, y viva tranquilo en paz y con esperanza a partir de ahora. Nunca se va a arrepentir de esa decisión. Que Dios lo bendiga. El cielo lo espera.

images (2)