¿Lágrimas o Sonrisas? La cosecha de nuestras acciones.

¿Lágrimas o sonrisas? La cosecha de nuestras acciones.

¿Lágrimas o Sonrisas? La cosecha de nuestras acciones. Pocas personas lamentablemente toman en cuenta hoy, que las decisiones tomadas en su vida habrán forjado su destino final. Y lo más desgarrador es que nada que se intente hacer en ese momento podrá cambiarlo. Las lágrimas pueden en un instante especial ser un desahogo. Pero en el último aliento de vida la cruda realidad conlleva la convicción del desastre que ya no tiene solución. Cuando una persona tomó en su tiempo la decisión correcta, abandona este mundo con una serena sonrisa en su rostro. Sabe hacia dónde va. Aquella que siempre hizo su voluntad, al final en ese segundo de transición abre desmesuradamente sus ojos. Lo que ve, la hunde irremediablemente en la desesperación. Dos situaciones diferentes. Lágrimas o sonrisas. Una o la otra.

Lágrimas o sonrisas de muchos y de pocos.

En el post anterior hablamos acerca del acontecimiento de indescriptible gozo que será el arrebatamiento. Tomamos la decisión de aceptar a Jesucristo como salvador y seremos quitados de aquí en abrir y cerrar de ojos. Los demás aquí quedarán. Seguramente nosotros, los adultos mayores ya no estaremos en el mundo cuando eso ocurra. Pero seremos trasladados porque en su momento decidimos hacer lo necesario y correcto. Eso es lo que hará la diferencia entre irse o quedarse. Espero que lo entiendan hoy, cuando todavía tienen el poder de elegir. Y además comprendan la seriedad del asunto, después nada podrán hacer. Ni lágrimas, llantos gritos lamentos o arrepentimiento podrán después cambiar las cosas. ¿Por qué muchos se deciden por lo peor y desechan lo mejor?

Lágrimas que no consuelan.

Hoy la Pandemia que nos azota ya se llevó miles de personas y el dolor y el miedo abundan. Imagina que acontecerá en el futuro cuando millones desaparecerieron y multitudes quedaron aquí, sin saber qué pasará con ellos. De eso quiero hablarte hoy. Porque después de este acontecimiento asombroso quedan 7 años divididos en 2 períodos de igual duración. Uno de ellos donde el mundo de entonces»gozará» de falsa paz y prosperidad, con un gobernante mundial. Pero los últimos tres años y medio serán de imborrables tragedias cuando este maligno gobernante muestre su real voluntad. Muerte por decapitación a los que se nieguen a recibir su marca en su mano derecha o en su frente. La farsa de la paz mundial acaba despues de tres años y seis meses. El terror se instala y es el pan de cada día. Apocalipsis 14-9

Sonrisas que no acabarán jamás.

De ellas disfrutaremos quienes fuímos arrebatados o hemos muerto con Jesucristo como nuestro salvador. Ya no sufriremos el dolor la enfermedad y las lágrimas. Esas cosas viejas pasaron y no volverán. Pero quienes no aceptaron el regalo de la salvación que Dios concede por medio de Jesucristo, sufrirán irremediables pérdidas. Si mueren ahora mediante juicio, van directamente al Hades, lejos para siempre de la presencia de Dios. Si Cristo vuelve hoy, entonces se quedarán aquí para sufrir los últimos siete años. Después el juicio ante el trono Blanco, péro este juicio es de condenación. Apocalipsis 20-12 al 15 ¿Que prefieres, lágrimas o sonrisas? Creo que merece la pena tomarse un momento de reflexión y decidir. Elige a Cristo como tú Salvador o Cristo como tú Juez. No existen más alternativas.