Cuando llegue el Año Nuevo

 Mensaje del Director

Se cierra una año y otro nuevo comenzará, Cuando esto ocurre y cualesquiera hayan sido las circunstancias vividas, todos o casi todos invariablemente deciden cerrar las puertas del año que se va y esperan con indisimulada ansiedad que se abra otra nueva y que esta depare por fin despues de cruzar el umbral, lo mejor… para cada cual.

Por mucho que se haya logrado, todavía queda mucho en el debe de los Gobiernos y los Gobernados, el Empresariado y el Trabajador, la Familia y los Miembros que la componen y tambien en la vida de cada Solitario y cada Solitaria que ha debido transitar como pudo los 365 días del año que termina.

No ha sido fácil para una gran mayoría de los habitantes de este planeta, se han encontrado más enfermedades de los que la medicina puede controlar, hay mas personas buscando un trabajo que las vacantes disponibles, lo que la ciencia y la tecnología brindan a la sociedad para beneficio y facilitar la vida de la gente ha redundado en anarquía, destrucción y consumismo. Existe un descontrolado deseo por obtener cosas y cuando no se puede acceder, entonces se violentan todos los códigos morales y naturales en su afán por conseguir a cualquier precio lo que se quiere.

La honradez es una palabra en los diccionarios, la corrupción es hoy moneda corriente. La ventaja supera la solidaridad y los más sofisticados sistemas de seguridad no hacen mas segura la vida del individuo. Se producen mas alimentos, pero cada día mueren mas seres humanos de hambre. Se diseñan y fabrican armas tremendamente mortíferas para asegurar la paz según los líderes; pero el mundo conoce hoy más guerras que antaño, hay niños que todavía no saben reir y niñas que son madres antes de ser mujeres. Y solamente me detengo en unas pocos tópicos de las tantas cosas que ocurren cada día en el mundo en que vivimos.

Quizás muchos de uds me podrían tildar de pesimista. “Oiga no todo ha sido malo” Es verdad, pero lo que está bien, es lo natural y deseable y debe continuar así, en lo que se debe poner énfasis es en lo malo, lo desagradable y lo injusto, lo que se puede y debe cambiar para vivir en una sociedad más justa. Es una buena tarea que nos puede unir a todos desde el lugar que cada uno ocupa y se desenvuelve. Tal vez la cuestión es no preocuparse tanto en lo que hacen los demás;  sino concentrarse en lo que debe hacer cada uno;  esa es el área en la cual hay que trabajar.

El Apostol Santiago se preguntaba ¿De donde vienen las guerras y lo pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar, combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. Santiago Cap. 4-1 al 3.

Eso revela que en el ambito donde se debe trabajar a conciencia es en el corazón del hombre, es en ese recinto donde las cosas deben comenzar a cambiar, de lo contrario nada podrán lograr las politicas sociales por buenintencionadas que sean, las demandas gremiales en busca de mejor salario y mejores condiciones laborables, los cambios en la Educación, la represión de la delincuencia o los planes para abatir la pobreza, si el hombre no cambia entonces nada cambiará y el deterioro irá en aumento.

Cada nuevo día que nace nos da 24 horas de oportunidades para hacer algo bueno y productivo. El reloj vital no se detiene, desde las cero horas en adelante nos está indicando que el tiempo está transcurriendo y que dentro de ese espacio temporal nuestra propia vida va desarrollándose. De nuestra inteligencia y sabiduría dependerá el resultado que obtengamos al final de cada jornada. En directa proporción al tiempo aplicado y a la habilidad y dedicación conque cumplamos con nuestras tareas; será lo que recibiremos cuando acabe el día. Es probable que muchos no se percaten que esa será la cosecha recogida luego de las 365 jornadas de otro año más.

¿Estás satisfecho con tu vida o te sientes agobiado por las cargas que tienes sobre tus hombros? ¿Sufres depresión, angustia, desaliento, desubicación y crees que nada vale la pena? Tu situación indica a las claras de que manera has administrado tus capacidades, tus relaciones, tu dinero, tu tiempo y todo aquello en que estás involucrado y se desarrolla tu existencia. El gran desafío que la humanidad tiene por delante es encontrar un camino nuevo de pensamiento y acción para poder disfrutar  un feliz Año Nuevo en paz y prosperidad y que eso no quede solamente en un deseo. Esa es la gran tarea que tiene cada ser humano para desarrollar y que cada Gobierno y Autoridad tiene la obligación de proteger y preservar.

¡Para Todos, un Muy Feliz y abundante Año Nuevo!

¡Que lástima el 2012 ya fué! pero tenemos nuevas oportunidades

Sean todos de un mismo Sentir

Mensaje del Director

Incluso en el mundo  donde las personas  no han tomado una decisión de fe por Jesucristo,   promueven la unión como objetivo común para lograr resolver algún asunto importante que les afecta a todos;  como mejorar las condiciones de trabajo, de  remuneración  y  calidad de vida.  Ello produce un resultado conforme al propósito de las partes,  de dejar de lado diferencias individuales en su afán por encontrar un  acuerdo que les  beneficie  a  todos por igual. El slogan  “La unión hace la fuerza” es…  el pensamiento  predominante.

En el cuerpo de Cristo, la Iglesia  – con mayor razón se debería  observar este mismo pensamiento de  unanimidad  puesto que el motivo principal de las reuniones es Jesucristo mismo como motivo de comunión. Y en este punto no pueden existir  dos opiniones,  él  es  el centro y la razón de la congregación.  Cada miembro debe latir al unísono con Él  y un único propósito de funcionar para el bienestar del  cuerpo,  del  cual Cristo es la cabeza.

Ese y no otro es  el  fundamento con el cual la Iglesia puede y debe funcionar como tal.  Siendo todos de un mismo sentir  y actuar en beneficio de la causa..
No es lógico esperar  entonces,  si cada miembro de la Iglesia  al congregarse lo hace  en  función  de  sus intereses  personales por sobre los de la congregación;  se pueda esperar y  aun recibir  milagros y bendiciones o  que haya un avivamiento  en cada reunión.

Mientras unos oran rogando por lluvia, otros claman por un día soleado.  Algunos alaban  mientras otros dialogan.  Pocos se alimentan con el sermón,  mientras que el resto observa  el reloj  y  espera que se abran las puertas.   Si deseamos que haya un verdadero avivamiento en nuestros días, debemos  volver a las sendas antiguas,  porque  tenemos más de un espejo en el cual mirarnos.

“Cuando llegó el día de Pentecostés,  estaban todos unánimes  juntos”  Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban  sentados.  Ver y  leer  en  Hechos  Cap. 2 versos  1 y 2.   Observemos   ¡Unánimes-Juntos!  Esto es;  Espíritu de Cuerpo.

Nuestra propia naturaleza humana nos brinda una excelente lección,  el ojo no mira para sí, sino para que la persona pueda  ver, los brazos no son autónomos obedecen al mandato del cerebro, los pies trasladan todo  el cuerpo,  el corazón bombea  el líquido vital, mientras que los pulmones oxigenan la sangre y la devuelven  al  torrente sanguíneo, el oído percibe los sonidos para que se pueda determinar su origen  y podría continuar con las funciones del cuerpo humano,  que son innumerables  y extraordinarias.
Cuando  cada  miembro  cumple  cabalmente  su  rol, el cuerpo vive con  salud y bienestar,  cuando ello no  acontece aparece entonces,  la enfermedad.

Para sus asuntos individuales el cristiano tiene su mejor oportunidad en su propia habitación. Después  que cierra la puerta de su alcoba se abre un universo de posibilidades;   para que en  la intimidad, busque la comunión con el Señor para hablarle  de sus dificultades, logros, afanes  y todo cuanto quiera referirle.  En ese ámbito debe buscar y encontrar  soluciones a sus problemas personales  y potenciarse  plenamente para que cuando se constituya como miembro de la congregación, pueda cumplir a cabalidad su función en beneficio de la misma.

A cada uno le fue dado un talento para provecho y cada miembro  del   cuerpo debe comprender que su función no es buscar su propio beneficio independientemente de los demás, sino cumplir fielmente su tarea para que el cuerpo o la organización crezca, se desarrolle y cumpla sus fines.

En la iglesia se debe promover  el  esfuerzo  corporativo  antes que el  individual,  para que el cuerpo o sea la organización pueda funcionar armoniosamente y provocar un verdadero impacto en la sociedad.
Créanlo,  la sociedad  lo está necesitando,  Dios lo puede volver a hacer y está en nosotros pedirle que lo haga.  Somos  sus  ojos,  sus manos,  sus pies…