Encuentros-RadioLive is on Mixlr

 

¿Qué se le dice al Señor?

Mensaje del Director

Cuando era pequeño, muchas veces mi madre me recordaba hacer ciertas cosas cuando alguien nos hacía un obsequio. Claro me sentía tan afortunado y alegre que ni siquiera reparaba en la persona que nos había hecho el regalo, entonces mi madre me realizaba esa pregunta que todos sin excepción hemos recibido ¿Qué se le dice al Señor? Los años fueron sumándose, los obsequios fueron disminuyendo como también la manifestación del agradecimiento.

Nada enfría tanto una relación como el olvido

índiceEntre otras causantes del deterioro de las relaciones humanas, entre cónyuges, los padres y sus hijos, entre hermanos, compañeros, vecinos, amigos y familiares y el trato con nuestros semejantes en cualquier actividad, lo que causa las mayores decepciones y enfría cualquier relación tiene como causa fundamental la falta  de reconocimiento,  la falta de agradecimiento. Y ello duele mucho más por cuanto nadie habla sobre estas cosas o no se les da la importancia que debe.

Cuesta ser agradecido

En cierta medida porque aquel que realiza un acto en favor de una persona, lo hace sin esperar recompensa y aunque fuese un acto interesado esperando un fin, no tiene forma de exigirle o esperar agradecimiento a la otra parte, y quien lo recibe, parece encontrar un mérito implícito para recibirlo, por lo cual no se siente en la obligación de agradecerlo.- Nadie rechaza el  agradecimiento, pero a menudo se olvida expresarlo.

Hay consecuencias

Casi sin percatarnos se transforma una actitud que debe fortalecer cualquier vínculo, en algo que quita el entusiasmo y los deseos de hacer algo en favor de alguien. Escucho muchas veces en consejería estas expresiones “No hice algo para que me lo agradeciera, pero esperaba que lo hiciera”  “De aquí en más lo voy a pensar dos veces antes de hacerlo” “Nunca aprecia nada de lo que hago” dice una esposa. “Nunca una alegría cuando llego a casa, siempre hay una queja por algo” dice un esposo.  Nos olvidamos que si deseamos recibir,  es necesario dar y que ese acto produce recompensa. Saulo de Tarso dice allí en su carta a los de Tesalónica Cap. 5 verso 18 “Dad gracias en todo, porque esa es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”y Efesios Cap.5-verso 20 “dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en nombre de Nuestro Señor Jesucristo”

“Gracias a la vida que me ha dado tanto”

Es una canción muy popular la que lo afirma en sus estrofas.  Pero si esto fuera verdad entonces ninguna persona carecería de lo necesario para realizarse, ser productivo y feliz.  En realidad   no  se obtiene algo gratuitamente, nadie regala algo a cambio de nada, lo que concede la vida, son oportunidades para hacer algo y de acuerdo a lo que se hace en una proporción no muy extensa se obtienen resultados a costo muy elevado. Se requiere de mucho esfuerzo y sacrificio para lograr cosas que cuestan demasiado y al final si no se escogió apropiadamente  el objetivo, tales cosas no producirán alegría, bienestar ni satisfacción.

Todo tiene un sentido

El fatalismo afirma “El Destino de cada uno,  está marcado” El utilitario dice “Esto es todo lo que hay” El Pesimista agrega “No somos nada” Deseo que quede bien claro que después de la muerte, crea  Ud. o no, hay mucho más que recuerdos. Pero me estoy refiriendo a esta clase de existencia que todos vivimos ahora en esta tierra. Es algo valioso que se nos concede y por ello deberíamos dar gracias, vayan las cosas bien mal o regular. Ahora; me gustaría preguntarle ¿el ser humano es como una hoja que va de aquí para allá según donde la lleve el viento, o tiene un medio para controlar y dirigir hacia dónde quiere ir?

¿Recibió un regalo?

No venimos al mundo sin herramientas para el éxito, la prosperidad y la abundancia. No hay excusas, cada uno nace con un don natural que luego debe perfeccionar mediante la instrucción y la práctica para defenderse en la vida y salir a flote. Ese es nuestro punto fuerte, somos hábiles para algo. Alguien con la habilidad de tallar la madera deberá aplicarse a desarrollarla a plenitud y no solo ser un carpintero más, sino a ser el mejor carpintero. Lo mismo se aplica a un Mecánico, un Odontologo, un  Ingeniero, un Abogado o una Deportista. No se esmere tanto en ser una imitación de alguien, Ud es un ser original con todo lo necesario para triunfar, créame no existe otro como Ud.

¿de quien es el crédito?

La palabra dice en Efesios Cap. 4-verso 8  “Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad. Y dio dones a los hombres” Ahora ya sabe, de donde surgió esa facilidad que tiene para hacer determinadas cosas casi sin esfuerzo. No las  logró Ud. mismo le fueron dadas cuando nació. Ese es su don, la herramienta para realizar su labor y ser feliz y productivo en esta vida.

Entonces   ¿Qué se le dice al Señor?   

Suya es la respuesta.