Conociéndote. La sublime tarea de todo cristiano.

Conociéndote. La sublime tarea de todo cristiano.

Mensaje del Director:

Conociéndote. La sublime tarea de todo cristiano. La bendita oportunidad del que no cree todavía. Se suele confundir muchas veces la palabra amigo, con simplemente conocido. Existe una gran diferencia entre ambos, más allá del significado de ambas palabras. El amigo es  aquel que luego de  conocerlo profundamente, por esa misma causa se constituye como amigo. Aunque parezca un contrasentido al que solemos llamar conocido, es alguien que en realidad todavía resulta ser un desconocido. Tomarse el tiempo de conocer a alguien es una oportunidad para crear un vínculo de relación. Ello demanda interés genuino, continuidad. comprensión y propósito de nuestra parte y reciprocidad en la otra. No siempre podemos estar de acuerdo con los demás y viceversa. Somos peresonas sociales pero con pensamientos diferentes, aficciones actividades metas y propósitos distintos.

Conociéndote con un propósito definido.

Naturalmente no podemos elegir a nuestros familiares, aunque deberíamos dedicarles nuestra mayor preferencia. Pero si podemos y debemos elegir con quienes nos relacionamos. Es aquí donde encontramos la mayoría de las equivocaciones. Lamentablemete muy pocas veces apuntamos a la excelencia. Los principios y valores deberían estar en primer lugar. Pero cualquiera parece ser aceptable si reune los mismos gustos y afficiones que nosotros. Esto no siempre es aconsejable si el motivo del conocimiento no edifica y construye buenas y duraderas relaciones. Sean estas de pareja, amistad o compañerismo. No pueden medirse en dividendos o beneficios, sino en honestidad lealtad y transparencia. Lo que se da o se hace es lo que se recibe, una ley inmutable que no podemos nunca franquear. El engaño, no pasará desapercibido y se paga con creces, ahora y después.

Aprendiendo a priorizar.

El Apostol Pablo menciona en su carta a los Corintios «Todas las cosas me son lícitas… y muchos han tropezado por detenerse aquí. Por eso han confundido las cosas tomando malas decisiones que aruinaron su vida y la de terceros. La libertad es un preciado bien con el cual nacemos, el libertinaje es lo que una gran mayoría practica contínuamente. Deberían completar la lectura de la frase. «Pero no todas las cosas convienen»  El mérito es separar y elegir con inteligencia lo que conviene y desechar todo lo demás. Cuántos disgustos y pesares acarrea el «me gusta y lo quiero» Por un momento de placer, hipotecamos nuestra paz seguridad y futuro. Por no saber priorizar los valores y actuar sin pensar, se cae en el profundo abismo de la desesperación. Fue solo un momento nada más, pero las consecuencias se padecen toda la vida.

Conociéndote y conociéndome.

Cómo pensamos y actuamos asi somos ¿Cuántas veces menospreciamos lo mejor de la vida, por no otorgarle el valor que merece? Según nuestro reducido criterio valoramos a una persona y despreciamos a otra aun sin conocerla. Ambas tienen el mismo valor y el mismo derecho a ser respetada independientemente de su condición. ¿Puede sentirse feliz alguien siendo siempre relegado sin razón a segundo plano sin ser conocido? Exámínate ahora mismo y ve cuál es tu actitud frente a los demás. Muy pronto te darás cuenta, que eres desconsiderado en extremo. ¿acaso no eres de los que dicen y lo creen, mi mejor amigo es mi perro? ¿En qué lugar colocas a los que consideras son tus amigos? Pues menos que a una mascota. Lo único que hace es menear el rabo, lamer tu mano gruñir ladrar y holgazanear todo el día. Si eso es lo único que tienes, es que no has sabido encontrar una mejor compañía.

Conociéndote a Ti, el primero y único.

Ser agradecidos no está incluído en nuestros genes ¿quién no olvidó agradecer por algo que recibió gratuitamente? En el artículo anterior hablamos acerca de la Adoración y la Alabanza. Hoy tocamos, la más hermosa tarea de todo creyente. La de conocer a nuestro Dios y Padre, un trabajo que deberemos realizar eternamente. Somos criaturas creadas, solo podemos ir conociendo a Dios un día a la vez y aun después en la eternidad. Siendo Él, principio y fin quizás nunca lleguemos a conocerlo totalmente. Me sentiría profundamente frustrado si un día pudiera entender que lo conozco en toda su dimensión. Tendría que preguntarme con enorme tristeza ¿Esto es todo lo que hay, nada más para conocer de Ti Señor? Como el círculo tiene un punto inicial y después de recorrer 360° vuelve al mismo punto, asi será conocer a Dios. Una y otra vez. No me importa cuántas vueltas debo dar. Tendré todo el tiempo de la eternidad, para saber más de mi Señor. Tú que crees no descuides la tarea. Si eres tú quien no cree, esta es la más excelente oportunidad.