Alegría. Toma una doble dosis todos los días y tu vida florecerá.

Alegría. Toma una dosis doble todos los días y tu vida florecerá.

Mensaje del Director:

Alegría. Toma una doble dosis todos los días y tu vida florecerá. Es una simple coincidencia que el tema tenga relación con la época que vivimos en el sur de América. Todo parece renacer en Primavera, el perfume de las flores comienza a inundar el aire. Los colores cobran nueva vida y la temperatura parece acompañar estos cambios. Hemos salido de un frío y duro Invierno. Muy lentamente una luz de esperanza hace que el Covid-19 ya no parezca una amenaza. Pero continuará siéndolo si abandonamos la prevención y la higiene necesaria. No hemos asumido aún los cambios que este virus ha provocado en nuestra vida. No es necesario extenderme, nadie mejor que cada uno sabe como ha enfrentado la situación. Es gran desafío que tenemos, es vencer el desaliento y salir adelante con el menor daño posible. No será sencillo desde luego, pero no hay otra alternativa cualquiera sea la dificultad. Hemos perdido muchas cosas y lo primero que debemos recuperar, es la alegría de vivir. Sin ella la depresión nos llevará al desastre.

Alegría, algo más que una palabra.

Una de las cosas que aprendí después de aceptar y conocer a Jesús, fue a no confiar más en la sabiduría humana. No la descarto, pero no la tomo como referencia. Como el ser humano es falible también lo es su sabiduría. Si cualquier investigador serio busca el significado de alegría, en sus distintas acepciones encontrará que es definida como una emoción. La gran mayoría de la humanidad independientemente de su nivel intelectual lo ha tomado como un axioma. Pero las emociones no son permanentes, cambian conforme a las circunstancias. Entonces todo se resume en momentos. Si algo bueno acontece, entonces hay alegría y la persona se siente en la cima. Pero al menor revés se cae en un abismo de tristeza. No es bueno creer y confiar en las emociones, pues salen del corazón y escrito está en la palabra. “Engañoso es el corazón y… además perverso” Jeremías 17-9.  No voy a darles una definición de la alegría quizás no sea importante. Sino saber como vivirla y mantenerla.

Alegría ¿Dónde encontrarla?

Bueno es reconocer que nadie puede dar lo que no tiene. Muchas veces en la búsqueda de las cosas que hacen agradable a la vida, no lo hacemos en lugar correcto. Así somos y así actuamos por más inteligentes que creamos ser. Ello indica además cuan lejos nos encontramos en ocasiones de ese lugar donde podemos encontrar lo que deseamos. No existe otro lugar en el Universo donde encontrar aquello que nos permitirá vivir plenamente, que no sea en Dios. No encuentro en la Biblia nada que afirme que Jesús es feliz. Presumo que lo es, puesto que es el creador y sustentador de todo. Aunque no todo aun está bajo su poder. Entre esas cosas, muchos pecadores que no se han arrepentido y todavía no lo han aceptado. Un cántico de alabanza dice entre sus estrofas “solo Dios hace al hombre feliz” Y lo creo, es el único que puede hacerlo. Una de las medidas de la insensatez del ser humano es buscar donde nada bueno se puede encontrar.

La fuente de la Alegría.

Suena algo tonto que lo diga, pero lo primero es buscar con constancia el lugar donde se encuentra la fuente. Leyendo las páginas de la Biblia me detuve en el Salmo 45 versículo 7 “Te ungió Dios, con oleo de alegría, más que a tus compañeros” Por lo tanto también puede ungir con alegría con el mismo poder conque fue ungido. No son los placeres de esta vida. Tampoco los bienes acumulados; profesión o reputación los que traen verdadera alegría al corazón. Solo en Jesús hay plenitud de gozo, que nadie podrá quitarte. Corre el hombre y la mujer tras cosas vanas y peligrosas durante su existencia. Solo cuando las papas queman se acuerdan del Señor. Pero siempre está a la corta distancia de una plegaria o permanece en nuestro interior con el Espíritu Santo. No pierdas lo que has conquistado y prioriza lo que buscas. Nada puede compararse o suplantar la comunión con tu creador. Súmate al equipo ganador y disfruta de la eternidad junto a Él.

Deja un comentario