Mensaje del Director

Pedro era un hombre impulsivo, obedecía más a los arranques emocionales que al uso de la  razón. Ello le llevo a cometer innumerables equivocaciones en su caminar junto a Jesús. No obstante era al mismo tiempo el cimiento elegido por el Salvador para la  Iglesia que sería establecida luego de su partida. Quizás ni Ud. ni yo hubiésemos escogido a tal hombre para comenzar un edificio tan grandioso, como es a través del tiempo la congregación de todos quienes confíanos en Jesucristo. Su Iglesia. Por supuesto ninguno de nosotros lo habría hecho pero Jesucristo es único;  podía hacerlo y lo hizo.  El primer triunfo en la fe es simplemente creer que para Dios todo es posible.

¿Alguien lo sabe todo?

Quizás por nuestra falta de humildad, creemos que lo sabemos todo y que nuestras decisiones son siempre las correctas, pero la vida misma nos enseña y  la historia nos  muestra que el hombre no es nada mas que una máquina de cometer errores e injusticias, de torcer el derecho, oprimir al débil, cercenar las libertades y menospreciar a su semejante.  Aun los mejores intentos del corazón y la razón no están libres de unas gotas de egoismo. La Ciencia que todo investiga y somete a análisis cualquier descubrimiento novedoso, contínuamente nos sorprende derribando conocimientos ya aceptados por otros más recientes que desechan los anteriores,  dando una clara muestra de que nunca se está seguro de cual sea finalmente, la verdad.

¿Es el hombre perfecto?

Sucede que no somos perfectos, por lo tanto nuestros pensamientos actitudes y acciones tampoco lo son, por ello nos cuesta mucho aceptar que un simple pescador de Galilea, resultase el elegido para  esa tremenda obra de redención y hasta hoy rechina que continúe enseñándonos. No era un intelectual como Pablo de Tarso,  no tenía tanto conocimiento como Gamaliel, ni dominaba la ley como Nicodemo, no fue a la Universidad como muchos de nosotros; tampoco se autoadjudicó un título de Maestro, Profeta, Gurú o Guía, si lo hubiese hecho, quizás hasta hoy el mundo lo seguiría; pero fue escogido por Él MAESTRO por una sola razón;  para demostrarle al mundo que Dios es todopoderoso como para utilizar a un hombre simple,  imperfecto y débil para una obra gigantesca.

¿Donde está el Poder?

¿Que Pedro era tosco?  Es probable  ¿que no supiera expresarse?  Seguramente, ¿que no poseía elocuencia? sin duda; pero cuando habló delante de la multitud después de Pentecostés, 3000 personas de cuantos le escucharon; manifestaron de todo corazón – creer.  No se necesita un gran orador sino el poder que respalde y de realidad a las palabras. El Hombre en realidad no tiene poder en si mismo,  aunque en el mundo muchos piensan o crean que son poderosos o poderosas, la fuente de su poder siempre está en quien o qué los respalda o los apoya. Quitado este apoyo el hombre o la mujer se derrumban.  El mundo y las personas que lo habitan viven en un momento de extrema confusión, ya no saben ni pueden confiar en alguien o en algo, cuando ese alguien o ese algo cambia contínuamente.

¿Existe algo que sea permanente?

Conforme a la palabra profética, que no cambia y pese al aumento de la ciencia “corren de aquí para allá”  en busca de respuestas y soluciones, que los políticos prometen siempre y que luego no cumplen, porque lo único que les interesa es su voto, no Ud como persona. En cambio Jesucristo afirma  “y las ovejas oyen su voz y a sus ovejas llama por su nombre y las ovejas le siguen, porque conocen su voz” Juan 10-3 y 4. ¡Que gran incongruencia, comprobar que cuando se niega incluso la existencia de Dios, se viva en un clima de extrema religiosidad. Nunca como antes el Hombre y la Mujer de hoy, se han vuelto a las religiones y las Filosofías, en busca de respuestas y soluciones para sus vacíos espirituales, que la religión y la filosiofía no pueden llenar completamente.

¿Donde está la verdad?

Porque la religión es el intento del hombre por encontrar una fuente de Poder mayor que él mismo y acercarse segun sus condiciones, exigencias o necesidades. . Pero Dios no es religioso ni el Evangelio su religión. Dios es el Todopoderoso creador de la Vida y el Evangelio el intento logrado por Dios mediante Jesucristo por acercarse al hombre y tener comunión con el. No fué el hombre quien buscó a Dios sino Dios quien  buscó al hombre  y lo encontró primero. Lo que ha hecho la mayoría de los hombres es rechazar el amor de Dios, aunque luego lo culpan de todo lo malo que acontece y que es el fruto de toda acción estrictamente humana. No existe nada que el mundo las religiones o filosofías puedan ofrecer;  que Dios no pueda darle al hombre, su palabra lo promete.

¡ Aquí… la Promesa !

“Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas se darán por añadidura? Mateo 6-33

¡ Momento de Decisión !

La fuente de todas las dificultades, está en las cosas que llenan el corazón del hombre y de la mujer, porque “de la abundancia del corazón habla la boca” cosas que se transforman luego en las actitudes y hechos que forjan cada vida. Esta es la mayor decisión que una persona tiene que tomar, nadie puede hacerlo por Ud. Pilatos tuvo la pregunta en sus labios pero no tomó su decisión personal  ¿que haré pues con Jesus?  preguntaba a la multitud, ud tambien debe responder la misma pregunta.

¿que hará pues con Jesús?