¿solo una condición ambiental?

Mensaje del Director

Como escuchamos en el bloque “Cosas que suceden en nuestro mundo”  de nuestro programa radial por internet vamos conociendo de primera mano – de que forma, viven sienten y funcionan las personas. Las cosas que realizan revela de que y en qué forma están utilizando el tiempo de que disponen;  que no es otra cosa que el lapso de cada vida medido en días meses o años, tengan o no conciencia de ello

Tiempo = Vida

El tiempo es la dimensión donde se desarrolla nuestra vida,  no se trata  de elementos separados, sino de un hilo donde se conduce toda nuestra existencia.  La vida transcurre durante cierto tiempo. Creo que la inmensa mayoría de las personas, aun no ha percibido este pequeño gran detalle; de que su tiempo o su vida van unidos, no se detienen van estrechamente ligados uno dentro del otro. Entonces es fácil ver  cómo la gente pierde el tiempo o arruina su vida- que en definitiva es lo mismo, en cosas que no producen bienestar y felicidad porque no agregan valor a la existencia.

Definiendo términos para comprender significados, perder el tiempo es perder parte de nuestra vida e intentar recuperar el tiempo perdido es un sueño imposible de concreción; el tiempo perdido, acéptelo,  no se recupera jamás.

Escuchar es un arte

Si Ud no ha escuchado aun el programa “Encuentros”, lo invitamos a visitar la página www.mixlr.com/encuentros-radiolive. Reflexionando unos instantes en las cosas que hemos escuchado en dicho programa, en boca de las mismas personas, nos daremos cuenta en que ocupan su tiempo  o su vida cuando hablan acerca de lo que hacen.

Cero en conducta

Por ejemplo las adicciones –  Adicción es todo aquello sobre lo cual no se tiene un control consciente y que termina por dominar a las personas sometiendolas a conductas inapropiadas y peligrosas para el individuo y para su entorno.  No existen o son muy escasas las adicciones llamemos positivas. Lamentablemente nadie o muy pocos son adictos a hacer el bien, sin esperar recompensa – tampoco lo son a respetar cabalmente las leyes y ordenanzas, tampoco a sus semejantes y tratarlos a un mismo nivel y cierto que tampoco se es adicto a compartir con los demás, lo poco o lo mucho que se posee. Por reglas general la persona es adicta a conductas negativas y perjudiciales.

Internet

La informática provee herramientas maravillosas para ampliar conocimientos, desarrollar habilidades, acortar distancias y hasta para trabajar desde el hogar. Es bastante triste escuchar, como alguien cuenta a la gente – como contactos y no como seres humanos con sentimientos yRespuestas a sus preguntas emociones  o acepta a algunos mientras descarta a otros y que se tome el tiempo de cada persona como diversión o entretenimiento y no para construir relaciones profundas y verdaderas.

Muchas veces se dice que el chat o el correo electrónico son herramientas para compartir algo, pero por lo que hemos escuchado me pregunto ¿compartir qué? Cuando se inventó el teléfono, todos concordaron en que era un medio fantástico para comunicarse a distancia con alguien  que no frecuentábamos a menudo. Antes del advenimiento de ese maravilloso aparatito, la gente se visitaba, si alguien deseaba conversar simplemente con un familiar o un amigo, era necesario ir hasta su casa o invitarlo a la nuestra, hoy el trato afectuoso y personal, dejó de practicarse, todo se hace por teléfono, a través de un correo electrónico o se chatea. No hablemos del encuentro con páginas que ofrecen todo tipo de actividades que aislan a la gente  y luego crean conductas antisociales o depravadas.

Las consecuencias de la conducta

En otro orden vemos con incertidumbre, que muchas personas han hecho de la violencia, el terrorismo y la delincuencia, su modo de vida. Seguramente nunca han escuchado la sentencia bíblica “Comerás el pan con el sudor de tu frente” Para muchos resulta más sencillo, entre comillas, aprovecharse del sudor ajeno, olvidando la otra sentencia de vida que dice y se cumple inexorablemente “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” ¿acaso es vida, vivir siempre huyendo, con el miedo a cuestas, de ser descubierto y atrapado en cualquier momento o terminar en una callejuela cualquiera, en un ajuste de cuentas?

¿es la politica, la solución?

Hay muchos que esperan y reclaman soluciones de algún político, mi amigo mi amiga, a los políticos solo les interesa su voto, no saben quien es Ud ni lo que Ud realmente necesita,  le prometen muchas cosas que después no cumplen cuando están allá arriba. No se crea todo lo que le dicen sino comience por creer en aquel que ha dicho y después cumple y ese solamente es Dios, no una religión.

Ser o no ser: La Discriminación

Por último, la discriminación. Antes la discriminación, zaga despreciable desde todo punto de vista, se refería casi exclusivamente, a la gente de color o al indígena;  pero hoy, como una bola de nieve sin control, ha crecido hasta límites insospechados. En la actualidad cualquier diferencia, cualquier hábito es excusa para discriminar, si se es bajo, obeso, pobre, calvo o indigente, ni hablar de capacidades diferentes, cualquier cosa es suficiente para discriminar o sentirse discriminado, porque nadie está libre y la suceptibilidad va en aumento.

Cosas que suceden en nuestro mundo

Estas son algunas de las cosas que suceden a diario en nuestro mundo, no son hechos aislados o puntuales, son la consecuencia directa del accionar del hombre sobre la tierra. Muchos preguntan hasta con cierta inocencia ¿será posible cambiar esto? Es una muy buena pregunta, pero depende de otra que todos a conciencia deberíamos hacernos  ¿hasta qué punto estamos dispuestos a cambiar? La tarea no es sencilla, nos cuesta demasiado cambiar, pero es necesario si deseamos de corazón que las cosas realmente cambien y no me negará que es una hermosa tarea. ¿quiere comenzar ahora mismo? Si lo desea con sinceridad; entonces las cosas comenzarán a cambiar y por favor, quite de su mente la frase“No tengo Tiempo”  Tiene 24 horas en cada día por todos los años que le restan por vivir.

Elija Ud en que forma y cómo, va a vivir esos años. 

Hay trabajo por hacer.

Que tenga un buen día. Hasta entonces.