Descubre tu camino Archives

¿Es la familia una Institución anticuada? ¿Existe alguna alternativa o hay una mejor solución?

Mensaje del Director:

¿Es la familia una Institución anticuada, existe alguna otra alternativa o hay una mejor solución? Según pasan los años, la gente de ciertos países, va perdiendo el sentido de la realidad. Piensa o cree que sin esfuerzo y poco trabajo, puede conseguir lo mejor de la vida fácilmente. Es posible que por alguna circunstancia fortuita se logre resolver algún asunto importante. Por ejemplo; recibir una herencia, ser el ganador de alguna rifa o ganar el primer premio de la lotería. Pero para la gran mayoría de los mortales, tales cosas no ocurren en toda su vida.

Lo que es fácil, reulta no ser lo mejor

Esto acontece en muchos países llamados del tercer mundo. ¿Causas?  La angustiante necesidad económica, fruto de la desaparición de fuentes de trabajo nativas. La importación de bienes y servicios, va haciendo desaparecer industrias en muchas actividades. Profesiones y mano de obra aún calificadas, van quedando fuera del mercado del trabajo. La reconversión laboral para muchas personas, no supone una solución por causa de la edad avanzada. El panorama no es sencillo de resolver, pero urge buscar alternativas, pues hay que continuar viviendo.

Crisis en las oportunidades de trabajo, causa problemas en la familia

De esa forma nacen las actividades que no generan derechos, por cuanto no se vierten aportes a la seguridad social y casi rozando la ilegalidad. Eso lleva a la disolución de la familia tradicional. La mayoría de los hogares resultan ser monoparentales y en gran proporción dirigidos por mujeres. En ocasiones la carga de responsabilidad en funcionamiento y la escasa solvencia económica, lleva a equivocaciones funestas. Se crean uniones pasajeras basadas en intereses personales o de necesidad, que al final se disuelven trágicamente.

¿Que es más beneficioso , un solo progenitor o ambos?

Los niños que viven con ambos padres, crecen con más ventajas en lo económico educativo, que los de hogares monoparentales. Ello influye en muchas áreas de la vida, desde los logros académicos hasta los hábitos sociales. Por lo tanto; una familia bien constituida, creará individuos mejor preparados para hacer frente a la vida. Sin necesidad de buscar en la mendicidad la ayuda estatal o privada el sustento para su vivencia. De otra forma el desarraigo, la falta de identidad y pertenencia, va a continuar generando pobreza, violencia e inseguridad. Con otros matices e incidencias esto también acontece en países desarrollados.

La realidad de la familia en países de Oriente

Me confieso un enamorado de las culturas asiáticas. Principalmente y en primer lugar de Corea del Sur, luego Japón y después China. Son culturas milenarias que realmente me apasionan. Llevo años estudiando sus costumbres y como viven sus realidades. Como sienten y en que cosas sueñan y los idiomas en que se comunican. No soy tan apasionado de alguno de los sistemas que los gobiernan, pero si de su gente. Son pueblos que han sobrevivido a guerras, dominio extranjero, sacrificios y penurias indescriptibles. Pero han logrado en muchas áreas salir adelante.

La receta para el éxito personal, pero no para el éxito de la familia

¿En base a qué? En base al nivel cultural obtenido mediante estudio académico. Han comprendido desde muy jóvenes que no es suficiente solo con la voluntad y los deseos. Es fundamental el conocimiento y una carrera. Pero también están pagando un precio muy alto en cuanto a la familia. También por esos lares el sector femenino está teniendo serios problemas a la hora de formar una familia. Cada mujer joven se enfoca en seguir una carrera y obtener su título universitario. Luego en lograr su independencia económica, su casa y su auto, recién después piensa en fundar una familia.

El tiempo como las oportunidades perdidas, jamás se recupera

En ese afán un poco egoísta, dejó de lado el amor  y lo mejores años de su juventud. Ahora con 30 y más años le resulta difícil encontrar un esposo. Se olvidó que podía preparase y construir un vínculo junto con alguien durante todo ese tiempo. Hoy con su posición y economía resuelta, busca encontrar alguien que posea algo más de lo que ella logró. Y le resulta muy difícil, quien lo tiene está en condiciones de elegir. Y por supuesto va a escoger a alguien más joven. Como se ve; aunque por distintas causas la familia en América como en Asia está en problemas.

La familia es el instrumento básico de una sociedad en desarrollo

¿Cuál es la solución? Volver al modelo original de familia que Dios creó y en el tiempo adecuado. Solo en ese marco y con los principios que el mismo Señor ordenó, vamos a ir reconstruyendo nuestra sociedad. Y en ella las condiciones de prosperidad de la cual todos formemos parte y podamos disfrutar. Con dedicación y estudio. Aunque no soy optimista en cuanto a esto, la palabra dice que las cosas van a empeorar. Pero eso no es motivos para no continuar luchando por un futuro mejor. Sin renunciamientos ni claudicaciones, tampoco de cualquier manera, sino apuntando a lo mejor. Alguien nos está observando y no solamente con los ojos de un niño.

 

Juegos que no divierten, pero que destruyen vidas

Mensaje del Director:

Juegos que no divierten, pero terminan destruyendo vidas. Cada cuatro años según lo designe el Comité Olímpico Internacional, se realiza, lo que todos conocemos como los Juegos Olímpicos. Esta idea de competición deportiva de diferentes habilidades, nació y se desarrolló en la antigua Grecia. Justamente en una ciudad llamada Olimpia una de la más importantes del Imperio. En ella cada atleta demostraba sus habilidades. Obtenía reconocimiento y prestigio personal si lograba vencer y también para la ciudad a la que pertenecía.

Juegos deportivos por excelencia

Eran principalmente unos juegos deportivos de excelencia. Hoy en día han dejado de ser solamente una suma de habilidades y sana deportividad, para transformarse en un gran mega- emporio económico. La célebre frase del francés fundador de los Juegos Olímpicos Modernos, el Barón Pierre de Coubertin “Lo importante es competir” ha perdido su significado. Lo importante para el atleta hoy; es ganar, no solamente competir. El triunfo personal conlleva junto a los honores, asegurar gran parte del futuro económico de su vida.

Enfrentar desafíos como medio de perfeccionar desempeños

El gran desafío para cada atleta en su disciplina, es prepararse a conciencia para participar y rendir lo máximo en cada prueba. Eso supone privarse de todo aquello que atente y lo aleje de mantener su estándar físico y competitivo. No se mide el esfuerzo. El sacrificio de cuatro largos y duros años de entrenamiento intensivo, es el precio del triunfo. Luego; el indescriptible gozo, es la recompensa por haberlo logrado. Todos aquellos que no pudieron ocupar el primer lugar, continuarán esforzándose durante otros penosos cuatro años.

Un nuevo juego, pero que cuesta la vida

Lo cruel penoso y asombroso es intentar comprender lo que acontece durante estos días. Es inadmisible que hallan personas que acepten de buen grado realizar 50 desafíos cuyo premio final, es la muerte. Esto es lo que logra este tenebroso juego llamado la Ballena Azul. Que todo el que participa y llega hasta el final, luego se desvanezca en la nada. Varios Psiquíatras, Psicólogos, Asistentes sociales, afirman que este juego macabro es el gatillo que mueve el deseo de la autoeliminación. Pero antes de este juego, la intención ya estaba latente en la mente de muchos.

¿Quien está detrás de este siniestro juego? 

Es evidente que ninguna mente normal, concibe tales pensamientos. Es natural disfrutar de la vida, no destruirla. ¿Cuándo una mente deja de actuar con normalidad y comienza a anidar pensamientos suicidas? ¿Son estos pensamientos, propios de la persona o inculcados del exterior? Por regla general, las personas no nacen y actúan con estos pensamientos. Pero un día su conducta dramáticamente cambia. ¿Quien y con que deseo procura la destrucción de un ser humano? Resulta obvio que es una mente perversa que se deleita en hacer el mal.

Es hora de pensar seriamente en Dios

Lamentablemente para muchos Dios, no es nada más que una palabra. Por lo tanto; si alguien no toma en cuenta con seriedad a Dios, él lo entregará a una mente reprobada. (Romanos 1-28). Una mente que anda como león rugiente buscando a quien devorar. (1° Pedro 5-8). Cuya única intención es robar, la oportunidad de ser feliz. Matar el deseo de vivir de sus víctimas y destruir para siempre la alegría de la salvación. (Juan 10-10).

¡Oiga… Mire… y Actúe!

 Page 5 of 17  « First  ... « 3  4  5  6  7 » ...  Last »