No dejes pasar tu momento. Quizás no vuelva a repetirse.

No dejes pasar tu momento. Quizás no vuelva a repetirse.

Mensaje del Director:

No dejes pasar tu momento. Quizás no vuelva a repetirse. ¿Cuántas valiosas oportunidades pierde el ser humano en su vida? Diría que demasiadas, no deberíamos haber perdido ni una sola de ellas. No hablo solamente de aquellas de las cuales fuimos conscientes, sino de las que no nos dimos cuenta. Valga la redundancia de estas últimas no sabemos cuántas. Estamos más llenos de lamentaciones y quejas que de alegrías y agradecimiento. Cuantos más años uno vive más se da cuenta de lo que ha perdido. Y encima lo más triste; que no se puede recuperar. Todo siervo desde lugar que se desempeña, Pastor, Predicador, Evangelista o Comunicador habla para el presente. Del primero al último libro de la Biblia todo apunta a tomar una decisión para el que lee o escucha. No es para quedarse contemplando el pasado vivir en el futuro o adquirir información y conocimientos. Sino apropiarse inteligentemente del momento presente, cómo aplicarlo y ver en que se apoyan sus creencias.

No dejes pasar tu momento. Es ahora.

No se si has percibido que nuestro tiempo transcurre rápidamente. No es un pensamiento subjetivo o algo que está de moda, es literalmente real, se va volando. Una persona puede caminar 1 km en 15 minutos, otra en 20 y una tercera en 45. La distancia es la misma, la diferencia es la velocidad con que se desplaza cada una. El planeta tierra gira sobre su eje 365 días y fracción cada año. Un día tiene 24 horas y fracción. Alguno dirá “eso ya lo sé” correcto, Pero los Científicos han descubierto que el giro de nuestro planeta ha acelerado unos segundos su velocidad. Es un buen dato, pero ya se conocía porque así lo dijo Jesús «Y si aquellos días no fuesen acortados , nadie sería salvo; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados»  Esta es una señal profética de máxima alerta que apunta al tiempo de hoy. El asunto es que para ser escogido es necesario hacer algo. Decidir qué elegir y eso solo se hace por alguien en el lugar adecuado y cumpliendo todos los requisitos necesarios.

No dejes pasar tu momento, por entretenerte.

El tiempo no se detiene y tampoco cambia la vida personal si cada cuál no se hace cargo de la misma. Fácil es apoyarse en excusas vanas cómo; soy joven todavía, no llegó mi tiempo, espero que algo mejore o soy demasiado viejo para cambiar. La vida exige voluntad esfuerzo y trabajo productivo constante. Resulta imprescindible comenzar temprano en la existencia y hacerlo conforme a la edad cronológica de cada uno. ¿Eres joven? Entonces prepárate antes que pensar en divertirte. Emprende tu propio negocio y se tu propio Jefe porque nadie puede asegurarte un empleo de por vida. Tu tiempo se esfumó y no te preparaste, aun estás a tiempo para especiálizarte en muchas carreras cortas. Si posees como casi todos un celular, puedes hacerlo por internet y hasta forjar un ingreso desde allí. Cuentas además con una cabeza para generar ideas y planes, no solo para peinarte y mirarte al espejo. Dos piernas para ponerte en movimiento y dos manos para trabajar y crear un mejor presente. Depende de Ti. Busca.

No dejes pasar tu momento, permaneciendo en la periferia.

Hay personas cuya voluntad permanece como dormida, la vida continúa pero en realidad no la viven simplemente la sufren. Es indudable que todos sin excepción tenemos problemas que necesitan solución. Nuestra tarea no es pasivamente soportarlos sino enfrentarlos hasta encontrar una solución. Acepto que no es sencillo pero tampoco es imposible encontrar una salida. Ese es el verdadero problema, la forma para buscar cómo y donde. Una cantidad de personas de diferentes edades y situaciones ha elegido la mendicidad como la manera de solucionarlas. La actitud que tienen estas personas que va en aumento están colmando la tolerancia y alejando la solidaridad de muchos. El deseo de ayudar persiste pero una cosa es ayudar otra mantener. La primera responsabilidad para cada cual es proveer para si mismo y su familia. Esto no se puede confiar a otro. Existen emprendimientos muy loables lo reconozco. Pero no pueden esperar que todos sus planes sean financiados luego por mi bolsillo y el de los demás.

No dejes pasar tu momento, pero recuerda todo tiene un costo.

Un cantor famoso del Río de la Plata en la década de 1930 entonaba una frase que decía. «La vida es un sueño que cuesta la vida»  Sabiduría popular dirían algunos aunque no exenta de realidad. Ya que en la vida todo cuesta, en una extraña mezcla de dolor y alegría de la cual todos obtenemos nuestra parte. Cada estación de nuestra existencia tiene sus retos. Tiempo de arar sembrar y recoger, bienaventurado aquel que lo entendió y practicó temprano en su vida. Muchos y mejores serán los frutos, pero no todos comprendimos esa verdad a su tiempo. Cualquiera sea lo condición actual de nuestra vida, la palabra nos ayuda a recordar. Que aun podemos  forjar cosas mejores. poniendo la mano en el arado y no mirando atrás. Pablo decía, sigo adelante al supremo llamamiento. Porque Dios todavía a todos llama y no todos aun lo conocen. Vayan para ellos y para Ti estas humildes frases. No te conozco y poco puedo hacer por ti, pero lo que tengo lo comparto contigo. La esperanza que Jesús me ha dado y que puede ser también tuya. Búscalo hoy y esparce ese perfume por donde vayas y a quienes alcances.

 

error: Content is protected !!