¿Qué hacer hoy, para vivir con seguridad mañana?

¿Qué haces hoy, para vivir seguro mañana?

Mensaje del Director:

¿Qué hacer hoy, para vivir con seguridad mañana? Todos hemos viajado en tren hacia determinados lugares en nuestra vida. Cuando el mismo está detenido sobre las vía experimentamos muchas cosas diferentes. Nos habremos olvidado de algo pensamos y nuestra mente vuelve al pasado. Pero de pronto el tren se pone en movimiento y regresamos al presente, dejamos atrás algunos pensamientos. El paisaje cambia con rapidez, los árboles viviendas y algunas personas pasan velozmente ante nuestros ojos. Trascurren los minutos y el paisaje se convierte en monótono, entonces nuestra mente piensa en el destino del viaje. Qué será lo que nos aguarda allí y deseamos llegar para vivir una nueva experiencia de vida. En pocos instantes hemos atravesado las tres estaciones de la existencia, el pasado presente y futuro en solo minutos. ¿En cuál de ellas se detiene o prefiere vivir nuestra mente?

¿Qué hacer hoy, para no estancarnos?

La existencia terrenal no es un punto inmóvil, desde que nacemos la constante es el movimiento siempre hacia adelante. No obstante esa verdad, lo común es que la gran mayoría de las personas viven en los extremos de una determinada condición. En algunas como detenidas en el tiempo, siempre recreando las cosas del pasado una y otra vez. Los demás buscando descorrer el velo del futuro deleitándose en lo que puede ocurrir más adelante. Lo triste y lamentable es que parecen no percibir la importancia del momento presente que tampoco es estático, se mueve. Bueno es recordar a veces cosas del pasado para no incurrir en viejos errores. Pero uno de ellos es permanecer demasiado tiempo ahí. Excelente también pensar  en las metas y propositos de cómo será nuestra vida futura.  Pero el resultado de una vida próspera feliz y productiva, se crea en hacer lo necesario en el tiempo presente.

¿Qué hacer hoy y no arrepentirnos luego?

Hay un viejo refrán que todos conocemos y repetimos, pero la vida me enseñó que no encierra toda la verdad. Lo he cambiado a mi gusto personal. No me satisface repetir «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy» Prefiero decir y hacer «No dejes para la noche, lo que puedes hacer en la mañana o en la tarde» Porque la mayoría hace poco y mal durante el día y lleva todos los problemas sin resolver a la cama. Allí el único problema que se puede resolver es dormir y descansar y hasta eso tampoco hacemos bien. Terminamos por dejar la mayoría de las cosas para hacerlas mañana, pero mañana es más de lo mismo. Así se van los días de nuestra existencia. Seamos honestos, somos excelentes profesionales en cómo perder el tiempo. Eso no es solo lo que indican las agujas del reloj o el estado del mismo, sino nuestra propia vida. Bien dice Jesús «Quien conmigo no recoge, desparrama» Si nada haces, tampoco habrá nada después.

¿Que hacer hoy, para salir de la burbuja?

Quien no se ha entretenido con el pensamiento de «qué lindo sería…» Pero el resultado es, que precisamente «no es» porque nada hacemos para que se concrete en realidad. Vivimos encerrados dentro una burbuja creada  por nosotros mismos solo de pensamientos que nunca tienen acción. Como el polluelo rompe la cáscara cuando nace, necesitamos romper nuestra burbuja y salir al exterior para actuar con convicción. ¿Necesitas pedir perdón? ,no lo dudes, hazlo ya. Si hay que cortar el cesped no pienses cuando, hazlo ahora. Deseas ver algún familiar o amigo ve, no lo llames. Tienes en la punta de la lengua decir «te amo» déjalo salir y dilo, ella o el lo están esperando. ¿No tienes trabajo? Levántate temprano y sal a buscar. ¿Hay algo que reparar o mejorar en la casa de tus vecinos? Ofrece tus servicios. ¿Quieres cambiar de colocación? Prepárate ya y busca empleo fuera de las horas de trabajo. Para lo demás robertoferreira.net

¿Qué hacer hoy para encontrar el propósito?

Definir y respetar prioridades. No se cuales son tus pensamientos: Pero si no le das al Señor el primer lugar en tu vida estás en un callejon sin salida. Pueden venir las peores dificultades en tu existencia pero de todas puede liberarte. Si lo olvidas o desprecias, su mano pesa demasiado y nadie después podrá ayudarte. Has vivido muchos años lejos de Él o estuviste cerca y te alejaste. Ahora es momento de aceptarlo o de reconciliarte con Él. No importa si estás arriba hoy, porque eso no va a durar todo el tiempo. Tampoco pienses que si duermes a la intemperie de una calle cualquiera sin amigos y famila se olvidará de Ti. No, Jesús sufrió y derramó su sangre por todos, no hagas vano su sacrificio. Porque sin Jesús no tienes propósito ni esperanza. Él es además del camino y la verdad, la vida. No necesito agregar nada más, ya comprendiste lo que debes hacer hoy, para vivir con seguridad mañana. Toma la mano de Jesús y no la sueltes. Camina con él hasta la senda de la eternidad. No existe otro camino.

 

 

error: Content is protected !!