Soledad, significa mucho más que un nombre de mujer.

Soledad, significa mucho más que un nombre de mujer.

Mensaje del Director:

Soledad, significa mucho más que el nombre de una mujer. Antiguamente cuando los progenitores o personas cercanas elegían el nombre de una criatura, sabían que eso determinaría un significado importante. Para mi esto ha constituído una gran interrogante. No conozco que alguien llamara a su hijo Judas o Pilato o a una hija Jezabel aunque podría ocurrir. Algunos otros son tan irreverentes o disolutos que más parecen un castigo para la criatura. Esto es así al punto que en varios países la ley los prohibe. Entre varias cosas siempre me he preguntado ¿cúal puede ser el motivo de que a una niña se la llame Soledad. Sabiendo que la soledad no es algo bueno ni aconsejable para nadie. Tan importante es esto que hasta el propio Dios dijo «No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él» La intención primaria es excelente, la realidad para muchos no es tan deseable. No porque la ayuda no exista o no esté disponible, sino porque no se elige la correcta. Ese es el problema. Dios nunca quiso que el hombre y la mujer vivieran en soledad.

Soledad en Navidad.

Siempre me altera, que el mundo desvirtue una fecha que tiene significado y recuerdos solo para los cristianos. Y que además la transforme en un pretexto con fines únicamente económicos y desbordes de conducta. Para beber sin medida dar obsequios y atiborrarse de alimentos, lo pueden hacer el día que deseen. Pero me molesta que lo realicen en Navidad y que además me saluden, deseándome ¡Feliz Navidad! cuando desconocen el significado de la misma. En medio de ruidos ensordecedores que la pirotecnia despliega por estos días, hay mucha gente que se deprime. No vive con alegría esta época del año. Las causas pueden ser múltiples, dependen de las circunstancias de la vida de cada persona. No son buenos tiempos, la pandemia dejó huecos dolorosos en cada familia y esta aun no termina y además continuará. La necesidad llegó a muchos hogares, se esfumó el ingreso y la ayuda estatal no es suficiente. Cada persona vive su realidad cotidiana. Pero en esencia lo hace aun en medio de personas, en la soledad de su propia burbuja.

Soledad en familia.

La vida en su transcurrir se lleva muchas cosas muy cercanas al corazón de cada cual. En la mesa familiar se van sumando los lugares vacios. Alguien ya no estará presente ni su abrazo su beso y su voz. Esta es una de las notas discordantes frente a la aparente «alegría» reinante. Tambien hay un lugar para la tristeza. No podemos cambiar el pasado, lo que se pudo hacer y no se hizo continuará incambiado. Pero podemos modelar un mejor presente para nosotros y nuestra familia, lo necesitamos y lo merecemos. Nuestra familia, es el lugar que define nuestra propia identidad, Abuelos, Padres hijos o Nietos. Veo a muchas personas luchar con denuedo y sacrificio por cosas materiales. Pero no ponen el mismo empeño y dedicación en construir y mantener familias unidas y felices. Aun hay personas que se dicen «creyentes» pero reconocen enfáticamente «No voy a ninguna iglesia» ¿Cómo se puede creer en Jesús y despreciar lo que él creó para enseñarnos a vivir como una familia?

Un día inolvidable.

La noche no lucía diferente a las demás, pero nunca habría otra igual. ¡De pronto un hermoso resplandor iluminó la noche sobre unos pastores y sus rebaños! Un Angel les dió la mejor noticia. «Hoy les ha nacido en Belén un Salvador que es Cristo, vuestro Señor» Al instante junto al Angel apareció una multitud de seres celestiales que alababan a Dios y decían «Gloria a Dios en las alturas. Y en la tierra paz y buena voluntad para con los hombres»  Este es el significado de la Navidad. El glorioso día en que Jesus dejó su gloria junto al Padre para tomar forma humana como una criatura. No hubo fiesta, ni viandas ni estruendos, solo la visita y tres regalos de tres reyes de oriente. El niño creció y se hizo hombre y padeció y murió por causa nuestra. El sabe lo que es la soledad. Tres veces rogó a su Padre en los cielos si había una posibilidad de no sufrir ese peso de culpa y agonía. No hubo respuesta a su pregunta angustiosa ¿Por qué me has desamparado? Por eso hoy desde el cielo puede consolarte a ti si te sientes solo o sola con su promesa. «Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo»  Para Ti es la promesa, solo cree.

Me gustaría recibir tu comentario. Pulsa por aquí.