Oigo una voz llamándome. ¿Quién es?

Oigo una voz llamándome. ¿Quin es?

Mensaje del Director:

Oigo una voz llamándome. Infinidad de sonidos diferentes inundan el mundo en que vivimos. En su mayoría  desconocemos su origen y de otros nuestros oídos no tienen la capacidad de percibirlos. Es que la creación emite una melodía continua cuyos alcances superan los límites de nuestra audición. Aun así dentro de los parámetros que podemos escuchar se encuentran las voces humanas de diferentes tonos alturas y timbres. No son otra cosa que otra fuente de sonidos que nos permiten comunicarnos con nuestros semejantes. No son desde luego la única forma de comunicación, pero es la que usamos con más frecuencia. A pesar de que oír y escuchar  nos parecen lo mismo en realidad no son sinónimos. Lo cierto es que podemos oír sonidos que carecen de importancia para nosotros, pero escuchamos aquellos a los cuales prestamos atención. ¿Qué es lo que se nos intenta decir, personalmente por una persona o cualquier otra fuente? Lo realmente trascendente de todo lo que se oye o se escucha radica en la intención conque son presentados. ¿Es una fuente confiable o encierra una intencionalidad engañosa? Escuchar con cuidado y reflexionar es la clave.

Oigo una voz llamándome. Capacidad de discernir.

¿Qué es o qué significa? Te invito a que busques en un buen diccionario o la Real Academia Española el significado de Discernimiento. Vas a encontrar allí muchas palabras diferentes que intentan explicar humanamente lo que se entiende por discernimiento. Lo que sucede es que no existe un solo ser humano perfecto que todo lo sepa. Y además tome siempre las mejores decisiones en todo asunto, ni aun Salomón con toda su sabiduría supo hacerlo. Pudo más su soberbia que la obediencia debida a Dios. Todo ser humano nace dotado de ciertas habilidades naturales. Son las herramientas con las cuales obtenemos lo necesario para subsistir mediante el trabajo y también perfeccionamos.  El Discernimiento es un Don Espiritual, viene de lo alto y lo reciben varios creyentes. ¿Porqué les resulta difícil a muchas personas aceptar a Jesucristo y creer? Porque razonan naturalmente y Pablo explica que para los  que no creen les resulta locura. Y es algo que solo se puede discernir espiritualmente. Muchos son llamados pero pocos los escogidos. Discernir es la capacidad de tomar siempre la decisión correcta entre dos o más opciones.

Oigo una voz llamándome. ¿Cuál su origen?

Nada en la existencia carece de importancia, sucede que no siempre estamos atentos a lo que acontece a nuestro alrededor. Cuanto más atención se ponga más detalles podemos percibir. En cuántas ocasiones se nos advierte, oye no te distraigas, pon atención. Tal vez acuciados por los problemas y dificultades cotidianas muchas veces elegimos, distraernos; en un intento por evadir la realidad del momento. Solo que eso, no nos trae la solución de los mismos. La distracción es una situación que debemos ir quitando de nuestra vida. Porque nos hace abstraernos de cosas que batallan en nuestra mente. ¿Sabemos conscientemente que todos los pensamientos que vienen a la mente son estrictamente nuestros? Deberíamos examinarlos detenidamente y después definir qué hacer, aceptarlos y actuar en consecuencia o desecharlos rápidamente. ¿Recuerdas cuando alguien te ofendió y te entristeciste pero no reaccionaste con violencia? No obstante al rato vino el pensamiento de furia, debí responder y cantarle cuatro frescas en la cara. Ese pensamiento repentino es muy probable que vino desde el exterior, alguien te lo inspiró.

Oigo una voz llamándome. Resistencia.

En realidad nuestra mente es un verdadero campo de batalla. Entre nuestros pensamientos fruto de la reflexión y aquellos que surgen instando a realizar determinadas acciones. Estos últimos son sobre los que debemos prestar la mayor atención. En cuanto a los pensamientos de hacer lo bueno no necesitamos meditar, la decisión es hacerlos o abstenernos. Parecería ilógico que lo mencionara, pero hay personas que tienen medios y oportunidades de hacer lo bueno y no lo hacen. Pero hay otra clase de pensamientos y estos son siempre imperativos, ordenes disfrazadas que mueven a hacer lo malo desagradable o irreparable. Muchas personas después de realizar estos tipos de actos han confesado sentir una voz que los empujó a llevarlos a cabo. No necesito y no me agrada nombrarlos porque en los medios de difusión se conocen todos los días. ¿Porqué proliferan esos tipos de conductas carentes de la más elemental humanidad? Porque son inspirados por una mente corrupta y maligna a quien Jesús llama Diablo y Satanás. Pero también nos da la clave para vencerlo. «Resistid al Diablo y huirá de vosotros»

Oigo una voz llamándome. La voz de Dios y las voces del mundo.

Escrito está que Dios no puede ser tentado por el mal ni él tienta a nadie. Entonces los resultados en nuestra vida terrenal dependen exclusivamente de nosotros. No todo es causado por el enemigo sino también por la conducta de cada ser humano que no apunta a la santidad. No olvidemos que se nos concedió la libertad de escoger (libre albedrío). Las tentaciones dejaron de ser solo sutiles, hoy se presentan de forma deliberada y la gente se acostumbró a verlas cotidianamente. ¡Cuidado hombres! Las adicciones aumentan todos los días y parte de los países que integran la O.N.U abogan por legalizar las drogas. Hoy la pornografía inunda las pantallas de TV, la Internet los celulares y hasta los niños pueden acceder. En cuanto a las mujeres, que reclaman ser liberadas (no se de qué) igualdad y lugares de preferencia ¿por que deciden desvestirse y mostrar partes de su cuerpo que deberían estar ocultas? ¿Es para hacernos más libres Uds. y nosotros? La voz sensible de Dios continúa llamando a todo el que quiera escuchar «Arrepiéntete y búscame mientras estoy cercano» Una densa oscuridad se cierne sobre los que se pierden, no tendrán futuro. Jamás disfrutarán de la más hermosa y luminosa mañana que nunca acabará. Jesús lo dijo y así será.

 

error: Content is protected !!