Señal de la segunda venida. Cómo en los días de Noé.

senal de la segunda venida.

Mensaje del Director:

Señal de la segunda venida. Cómo en los días de Noé. Tal vez la nostalgia al recordar tiempos pasados, nos hace pensar que los buenos tiempos fueron los de ayer. ¿es eso realmente cierto? Solo en parte, por cuanto nos gusta recordar las buenas cosas que hemos disfrutado al volver a recrearlas. Solemos o decidimos olvidar aquellos momentos o episodios tristes que hemos vivido. Si observamos la realidad actual de nuestros días, quizás pensamos que vivmos en la mejor época de la humanidad. La Ciencia y la Tecnología nos han simplificado muchas tareas de nuestra vida, pero nos han agregado el excesivo consumismo. Nada es completamente satisfactorio, deseamos siempre más. ¿es cierto que hoy vivimos mejor que antes? Cada uno tendrá o buscará su respuesta, pero una de las mejores sería depende. El status de cada cual, su condición financiera, salud, familia y varias cosas más. Nadie vive cómo quiere, sino cómo puede, independientemente de cuál sea su vivencia.

Señal de qué algo vendrá.

Todos sin excepción vivimos esperando siempre que algo suceda y cambie cosas en nuestra vida. Que sea natural no significa que sea bueno, porque quita nuestra perspectiva actual para fijarla en el futuro. Eso provoca ansiedad por cosas que se pueden desear, pero que no existen todavía. Se deja de lado el presente por cosas que no sabe si ocurrirán. El futuro puede provocar sueños e ilusiones, pero nadie vive en el futuro. Nuestra vida se desarrolla siempre en el presente. Mañana es un gran signo de interrogación, que sabemos vendrá pero ignoramos cómo se desarrollará en la vida de cada cual. Todos hemos esperado la visita de alguien especial y nos preparamos para la ocasión. Pero no podemos emplear todo el tiempo, imaginando qué pasará cuando llegue si  es que efectivamente lo hace. Perdemos momentos maravillosos de tiempo en nuestra vida por situaciones que no sabremos manejar hasta que ocurran.

Aviso. Alguien vuelve otra vez.

La historia, sea esta narrada verbal o escrita nos permite conocer cosas que han transcurrido en la antiguedad. Siempre quedará un margen de duda razonable en toda palabra que llega a nuestro conocimiento. El ser humano se equivoca muchas veces, en otras tergiversa lo que trasmite por causas de algún beneficio. Pero cuando es Jesús quien habla entonces hay 100% de seguridad, Él nunca miente, lo que afirma es el sello de su naturaleza, la verdad. ¿Qué es eso de que vuelve otra vez? Simplemente que ya estuvo antes y lo ha prometido. Alguien podrá refutarme y decirme yo no lo creo, pero eso no cambia absolutamente nada. Todo lo que ha dicho ya se ha cumplido y lo que ocurre actualmente lo confirma. ¿No te has enterado de las guerras, pestilencias, hambre, miseria y violencia, o no ves las noticias? Esas son las señales de que lo que se acerca también es verdad. Él en persona vuelve otra vez.

¿Cuál señal es más evidente?

La que el propio Jesucristo ha dicho “Como en los días de Noé” ¿Qué ocurría en esos días? Bien , tendrás que perdonarme porque no voy a facilitarte el trabajo. Tendrás que buscarlo tu mismo y tu misma en las páginas de la Biblia. Porque esas mismas cosas estarán ocurriendo cuando Cristo vuelva nuevamente, esa es la señal del advenimiento de su llegada. No seas de los que esperarán hasta ese momento para decir ¡Ah era cierto! entonces ahora que te veo, creo. Desgraciadamente muy tarde, no te va a escuchar. Hoy es tu momento para decidirlo. No continues como los y las “valientes” que lo rechazan, vituperan desprecian y se burlan ahora. Porque en ese momento, el crujido de sus rodillas una contra la otra los paralizará de terror. Y después desesperados pedirán a las piedras más grandes que los oculte de su rostro. De nada valdrá, las piedras no oyen ni tienen sentimientos. Haz de tu  decisión, el mejor momento de tu vida.  ¡AHORA! Un día cualquiera, no habrá otra mañana.

error: Content is protected !!