Con un propósito. Un niño ha nacido en Belén.

Con un propósito. Ha nacido un niño en Belén.

Mensaje de Navidad:

Con un propósito. Un niño ha nacido en Belén. Cuando un niño nace, un milagro ocurre en el Universo. Un ser que no existía, comienza a ocupar un lugar entre nosotros. Después de ser concebido y completar su desarrollo en el vientre de su madre abre sus ojos por primera vez. Allí comienza una historia de vida que solamente el tiempo permitirá definir su propósito. No fue así lo que aconteció en Belén hace más de 2000 años. Jesús existe como Dios desde siempre. Nunca tuvo un principio ni jamás tendrá un final, es eterno como el tiempo. Pero un día en Belén tomo para si una forma humana. Nació en María para cumplir un propósito y luego volver a ocupar su verdadero lugar en la eternidad.

El propósito de una vida.

Así nació, vivió y murió Jesús en su generación. Vino con un propósito, lo cumplió a la perfección y volvió a su lugar. Entendamos, salió de la tumba que por 3 días recibió su cuerpo, resucitando como lo había prometido. ¿Cuál fue ese propósito de venir de lo alto a morir y luego vivir? Recuperar lo que se había perdido. Después de la desobediencia de Adan y Eva todos, ellos primero y nosotros luego por esa causa, vamos a morir. Se ha dicho muchas veces, que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, pero no es cierto. Si esto fuese verdad aún conservaríamos nuestra naturaleza perfecta. Pero somos creados a imagen y semejanza del Adán caído, por eso heredamos también las mismas consecuencias.

El Propósito en la Mente de Dios.

Todo acto de trasgresión genera un justo castigo, pero también admite un precio a pagar por una restitución. Mencioné en el post anterior, que un joven, tuvo que hacer restitución por apropiación indebida. Con mayor razón, alguien debía pagar un precio, que nos devuelva lo que en principio decretó el Señor. El no creó el hombre y la mujer para que muriesen, sino para que vivan eternamente. ¿Existe entre nosotros alguien con los méritos suficientes en obediencia, justicia, perfección, palabra y obra para pagar ese precio? Ni toda la humanidad junta a través de las edades, reúne el más mínimo mérito. Por eso Dios mismo se hizo hombre. Con su vida y sacrificio perfectos, pagó de una vez y para siempre el precio del rescate. Nosotros no teníamos con qué pagarlo.

Este es el propósito de la Navidad.

¿Qué es lo que harás en este día? Pasar toda una madrugada junto al fuego, dorando un lechón o un cordero en las brasas? Intercalando las horas con alguna bebida que te mantenga despierto? Después reengancharte con la familia y amigos para continuar el festejo, sumando la pirotecnia y los regalos. Así de paso vamos confundiendo a los niños y adolescentes que estamos en una fiesta y que todo está permitido. ¿A esto reduces tú el maravilloso significado de la Navidad? Estás perdiendo de vista lo más importante, tu expectativa de vida y la de los tuyos. Quizás no lo sabías, no crees o no lo consideras importante. Hoy ya no es así, te lo estoy diciendo, ya no podrás decir que lo ignoras. Lo que más me gratifica de escribir mis pensamientos, es que que estarán disponibles en la red, aun después que muera. Un simple recordatorio , como muchos quienes  como yo, dan a cada cosa, la importancia que tienen.