Nos Preguntan y Contestamos                        

Para evitar suspicacias o malos entendidos aclaramos: Si las personas que nos consultan nos autorizan a publicar sus datos personales, entonces y solamente en esos casos los incluiremos en ésta sección. De todas formas siempre nos reservamos el derecho de contestar aquellas preguntas que consideremos pertinente. Deseamos que comprendan que nos es imposible materialmente responder a todas las consultas con la seriedad que merecen.

Creemos oportuno aclarar

En la actualidad ya no respondemos a sus preguntas en esta página. Lo hacemos a través de Skype. Si desea consultarnos algo en particular, puede hacerlo  en Skype a roberto.ferreira50 como lo desee. Chat, telefónicamente, e-mail y/o videoconferencia.

A continuación algunas respuestas que en su momento nos formularon. Aquí permanecen para aquellas personas que puedan tener algunas dudas;  respecto al asunto que se trató en la ocasión.

Respondemos a Carlos: Hola, gracias por comunicarte y aquí una breve respuesta. Todo cuanto hacemos, lo realizamos en base a la palabra, la Biblia. Claro que tengo opiniones personales como todos, pero no pesan a la hora de predicar, aconsejar y asesorar. Un saludo y bendiciones.

—————————–

Respondemos a Alejandro. Hola, realmente ignoro por que tu pregunta nos llegó por este medio, creo que te confundiste de e-mail, pero no es importante.   Te respondo. No hay muchos vídeos del Dr. Oz en español en la web y pocos en el canal de cable. Quizás porque no hay ya nuevos programas.En un canal de Montevideo, se emitieron al aire una serie de los mismos solamente por un mes y son repetidos. Un saludo y gracias por comunicarte.

 ¿Hay preguntas sin respuesta?

Personalmente opino que no, lo que sucede es que honestamente no hay ningún ser humano y nos incluimos que tenga todas las respuestas para todas las preguntas. Pero si bien es cierto que hemos recibido un llamamiento y aceptado una responsabilidad, también lo es, que se nos han dado las herramientas necesarias para tal labor.

—————-o————–

Margarita de Nuevo México nos hizo una pregunta sumamente importante ¿por qué tengo que morir? La respuesta es trascendental para todas las personas, tanto que merece estar en nuestra portada principal, como el primer mensaje de año nuevo.

Nos escriben desde Chascomus Pcia de Buenos Aires Argentina

Desde allí Lucía nos comenta:
Me gusta lo que Ud. predica pero lo hace en cuentagotas, lo que no me gusta es la música tropical que coloca en su programa del mediodía, la Cumbia es para bailar y no me parece correcto que el creyente lo haga.

Apreciada Lucía : Muchas gracias por su comunicación, nos complace que nos distinga con su sintonía. Toca Ud un tema profundamente controversial que en muchas ocasiones, divide a las personas en pro o en contra de determinados estilos musicales dentro de algunas congregaciones, sobretodo del Sur de América, porque de eso se trata; formas de expresión musical, que son propias además de cada región de cada país y su gente. Este tipo de música y canto son comunes en Centro  y parte de Norteamérica.

En cuanto al tema que Ud. me presenta, personalmente prefiero definirlo; como Música que alaba a Dios y Música que no lo alaba, distanciándome un poco en lo que ha dado en llamarse Música Cristiana, rubro en el cual se están introduciendo últimamente estilos que poco o nada tienen de cristiano, aunque acepto que alguien pueda pensar diferente aunque personalmente no lo comparta. Tenga Ud. en cuenta que los creyentes no son una mayoría dentro de la población mundial, pero si constituyen un grupo medianamente importante como para ser tenido en cuenta como mercado consumidor.

Tal vez haya leído Ud lo que el Apóstol Pablo decía en cuanto a “A los Judíos como Judío, a los sin ley como sin ley, a los que están bajo la ley como estando él bajo la ley y concluía a todos me he hecho de todo” No descubro nada cuando le digo que en cuanto a música las personas escuchan aquello que les gusta, con esa premisa ofrecemos en nuestro programa del mediodía algo que suena parecido pero que no es igual, como medio de que les llegue un mensaje con un contenido diferente.

También lo hacemos en nuestro programa Música de 2 Orillas, la música del Río de la plata, con un contenido distinto, porque hay personas que se identifican con ese tipo de música, que tan bien  conocemos Ud. y yo.
Hasta donde nos es posible investigamos a quienes podemos incluir en dichos programas, son personas que tienen un pasado lejos de Dios , pero que al aceptarlo están usando ahora sus talentos para alabarlo y eso se refleja en cada letra y en cada tema que retransmitimos. Si su vida particular se corresponde con lo que cantan, no lo podemos saber y menos juzgar, si no trasciende a través de los medios.

No le oculto que después de observar ciertas presentaciones y declaraciones de “Artistas Cristianos” nos llevó a no incluirlos más en nuestros programas y desde luego no lo hacemos para inducir a que la gente baile, aunque si lo hacen, es responsabilidad y decisión de cada cual, nosotros no lo practicamos. Creemos que los que confesamos a Cristo, tenemos otros parámetros de conducta que difieren de lo secular.

Con respecto a lo que manifiesta, le gusta lo que predicamos, prefiero que me diga si está de acuerdo o en desacuerdo con lo que afirmamos Lucía, ya que si algo no le gusta es probable que lo rechace y corra el peligro de desechar algo verdaderamente importante. Hay muchas cosas que desagradan pero son imprescindibles. Y no lo hacemos en cuentagotas, los Sermones los damos desde el púlpito dentro de la congregación,  ese es el lugar natural, la radio no lo es pese a ser un medio de comunicación importante, ahí preferimos hablar poco y decir mucho, por lo menos eso intentamos. El creyente debe verse el rostro cada domingo en su Iglesia y no quedarse en casa.

Agradecemos sus comentarios hacia nuestro trabajo, créame son inmerecidos. Nos agrada que nos escuche, es el motivo para esforzarnos más cada día. Le reiteramos nuestro agradecimiento  por contactarnos Lucía y puede comunicarse también por Skype si lo desea a roberto.ferreira50 Reciba un afectuoso saludo para Ud. y sus familiares. Hasta cualquier momento, que Dios la bendiga.

Su servidor Pastor Roberto

——————————————————————————————————————————————————————-

Hay Iglesias que prohiben ver la TV ¿por qué?

Estimada Eleonora, gracias por comunicarse y de alguna manera tomar en cuanta nuestra opinión. La Biblia afirma, que Dios concede a cada persona, libre albedrío, es decir, la libertad de elegir que hacer o no hacer, de otra manera no podría recompensar a quien obedece sus mandamientos o castigar la desobediencia. Un mandamiento es una orden directa, pero la persona puede aceptarla o rechazarla, no se halla implícito en esto una prohibición.

Personalmente no me agrada inmiscuirme en lo que realizan ésta u otra congregación, cada una tiene su forma o reglamento para su funcionamiento interno, pero en cuanto a que Ud me confiesa su inquietud, le respondo. No creo que alguien pueda ejercer un legítimo derecho a prohibir cosas, aunque reconozco que en muchas sociedades y organizaciones esto se hace.

La TV, como la radio, la Internet o las publicaciones de cualquier índole, son medios de comunicación simplemente. En el caso de los medios audiovisuales es voz más imagen. Un medio determinado ofrece un producto,  que de acuerdo a determinados parámetros puede  edificar o degradar, entretener o adoctrinar, pero ello depende de lo que la persona definitivamente busque, crea conveniente o acepte consumir. Eso de que si es bueno o malo ver esto o aquello, es privativo de cada individuo, ejerciendo su derecho de decisión.

De todas maneras, hay normas de conducta que es necesario observar para que en toda actividad las cosas se realicen con orden. Es factible que alguien decida comprar determinada marca de whisky que un medio publicita, es su voluntad, pero evidentemente si concurre alcoholizado a algún lugar no le franquearán la entrada. De otra forma, si alguien es descubierto que pasa su tiempo observando películas de sexo explícito o pornografía, no puede esperar continuar en comunión con su Iglesia. Es decir Ud. puede decidir hacer muchas cosas,  pero no puede esperar que yo y los demás, estemos de acuerdo con ellas ¿me entiende Eleonora? De eso se trata.

En una Iglesia, los miembros para formar parte de la misma deben cumplir ciertos requisitos y aceptar como modelo de conducta. lo que la Biblia, la palabra de Dios exige. Si se está de acuerdo con ello, entonces puede ingresar. de otra forma no puede ser admitido y tendrá que optar por otro lugar. Esto es igual en cualquier empresa, actividad u organización. Espero en algo haber despejado sus dudas y contestado a su pregunta. De todas formas, siempre estamos dispuestos y si lo prefiere puede concertar una entrevista personal. En ese caso , por favor, utilice el formulario adjunto y le diremos como puede hacerlo. Hasta pronto.

Su servidor: Pastor Roberto


Emilce  Beatriz nos pregunta

                ¿donde puedo encontrar una buena iglesia para asistir? Hay tantas que… no sé

Gracias por sumarnos al grupo de consulta, por su carta veo que ya ha tomado informes en muchas congregaciones, aunque no me dice que opinión se ha formado al respecto.  Como primera respuesta le manifiesto con absoluta sinceridad, que cuando alguien busca algo, más allá de la índole de lo que se busca, no  puede ni debe hacerlo con preconceptos.  Ud. pregunta en cuanto a una buena iglesia, entonces deduzco que piensa en que existe alguna que no lo es. Lo que me lleva a preguntarle con todo respeto ¿que piensa Ud. de si misma, se considera una buena persona Emilce?  Si es así, la congregación que definitivamente elija continuará siendo la misma, pero si Ud. reconoce que no es tan buena persona como se considera, la Iglesia que la reciba dejaría a partir de ese momento de ser tan buena como antes. Un grupo humano no puede ser mejor que las personas que lo integran.

Asumimos que lo bueno en esencia es solamente Dios. En Él no hay malicia, defectos, equivocaciones o falsedad. El ser humano examinando con honestidad y conforme a los parámetros de Dios, no se acerca a esa categoría, sea dicho sin ánimo de ofender. Una Iglesia está compuesta por toda clase de personas, con sus virtudes y defectos, que han dejado de lado hasta cierto punto sus diferencias, para con tolerancia y buena voluntad, poder convivir en armonía y con un principio de equidad, en la cual cada uno no es más que el otro. En suma no se puede definir antes de conocer algo o a alguien si es bueno o malo.  Emilce si Ud. va con ánimo resuelto para encontrar defectos o algo mal hecho, en cualquier congregación lo va a encontrar, también en la nuestra, no somos perfectos.

Le aconsejaría si me lo permite, que se decida a asistir a una Iglesia Evangélica, la más cercana a su domicilio; donde se predique la palabra de Dios la Biblia y donde Ud compruebe que sus miembros se esfuerzan por vivir de acuerdo a ella y se sienta a gusto en medio de ellos como para sumar su mejor esfuerzo y crecer juntos. Espero que me comprenda Emilce, no busque tanto encontrar lo bueno, lleve todo lo bueno que hay en Ud y seguramente la Iglesia que la reciba, a partir de ese momento será un poco mejor. Que Dios la ayude a encontrarla y sea de bendición para Ud. y su familia.

Su servidor Pastor Roberto.

Julia nos pregunta.

¿porqué no se escucha su programa radial los Domingos?

En primer lugar agradezco su comunicación y me alegro de que al parecer en alguna oportunidad haya escuchado  las emisiones de nuestros programas por Internet, aunque no tengo registro acerca de Ud. En otro orden le voy a confesar un secreto y es que los programas los produzco y los realizo yo personalmente, al menos por el momento. Eso limita en cierta medida, la salida al aire. La radio  lleva mucho tiempo de producción, varias veces más tiempo que los minutos que efectivamente estamos  Online y también tengo otras actividades que atender, en la congregación y en mi propio hogar. Pero hay por sobre todas las cosas una razón fundamental por la cual no emito los Domingos y es que ese es  el día en el cual todos los creyentes deben congregarse en su iglesia, no deseo y esto es personalmente mi opinión que alguien quede en su casa con el pretexto de que desea escuchar algo de la programación y decida no concurrir a reunirse con sus hermanos de fe, como debe hacerlo.

He escuchado a varias personas manifestar que creen en Dios, pero según ellos no necesitan concurrir a ninguna iglesia, porque además escuchan o ven programas por radio TV o Internet. Le aclaro, no hay nada malo en escuchar o ver programas que hablan acerca de Dios, de hecho yo mismo los realizo, pero lo grave y equivocado es que no sientan la necesidad de reunirse con otros que piensan y sienten igual que ellos y eso está fuera de la palabra.  Leemos en Hebreos cap. 10 verso 25   “No dejando de congregarnos ,  como algunos tienen por costumbre”

Esa y no otra es la razón porque Encuentros  no se emite los Domingos y si Tiempo de Cristal, porque el mismo se escucha a partir de las 22.00 horas y se supone que muchos en ese horario ya están en sus hogares.

Gracias por escuchar  y si algo no le agrada o a su criterio algo le falta a los programas, espero que me lo comunique, por favor no lo divulgue, hable conmigo, juntos podemos solucionarlo. Hasta pronto, su servidor

Pastor Roberto

______________________________________________________________________

Martina uruguaya radicada en Argentina nos consulta: Todas las iglesias invitan a la gente a visitarlas. ¿dígame Ud porque debo yo  visitar la suya Pastor?

Estimada Martina, gracias por visitar nuestra página. Si Ud me permite, desearía aclarar el significado de algunos términos cuando se refieren a las cosas de una congregación.  Cuando una persona es “invitada” a algún lugar pareciere que está implícito el hecho de que va a participar de alguna actividad en la cual dicha persona invitada debe formar parte. En el caso de una iglesia o congregación local las cosas necesariamente no resultan así. Cuando una persona concurre a una iglesia y puede hacerlo por muchos motivos, no forma parte de la misma por el hecho de visitarla, ya que para formar parte de una congregación hay que cumplir varios requisitos de acuerdo a cada congregación para luego poder formar parte de la misma.

Si me disculpa por la expresión, ir a la Carnicería no lo hace a uno Carnicero ni por ir a la Panadería termina uno por ser Panadero. Personalmente cuando una persona siente la necesidad o el deseo de asistir a una Iglesia, lo hace fundamentalmente para escuchar allí;  algo que no es posible oir con propiedad  en otro lugar y despues de hacerlo tomar una decisión.  Aceptemos que el Pastor o los Miembros de alguna congregación “inviten” a las personas a asistir a las reuniones, lo que ocurre en realidad es que lo hacen para que Ud vaya a escuchar lo que tienen que decirle para que despues pueda tomar la mejor decisión.

En cuanto a su pregunta concretamente, con absoluta sinceridad tengo que decirle que no tiene la obligación o el deber de visitar la Iglesia que dirigimos o cualquiera otra congregación, aunque reconozco que nos agradaría sobremanera que nos visite, porque para Ud y cada persona en particular, tenemos una muy valiosa información que brindarle. Pero nunca es un deber sino una oportunidad que Ud puede libremente aceptar o rechazar. Nos gustaría contar con su presencia, pero lo realmente importante aquí es que concurra Ud a alguna, la que le atrae y considere más convincente por lo que predica conforme a la verdad y recuerde las puertas de nuestra congregación siempre estarán abiertas para Ud y sus familiares.

Reciba mi afectuoso saludo Martina y que Dios la bendiga.