Mensaje del Director: 

No resistas el contagio. Existen cosas en nuestra vida, que intentamos por todos los medios evitar. Una de ellas, sin duda es la posibilidad del contagio. Desde luego no somos imnnes al mismo. No sabemos cuando, donde o de que forma puede ocurrir, pero ocurre. Nos toma por sorpresa y oir hablar acerca de el, nos atemoriza. Cuidado te puedes contagiar y todas las alarmas comienzan a sonar. Colocarse una armadura como defensa o huir del mismo, es la decisión inmediata.

¿Por qué esa palabra enciende en nosotros, reacciones tan negativas? Fundamentalmente, porque muchos de nosotros, respondemos a cada  situación de forma negativa. Tememos lo desconocido. Cuando nuestra mente está en calma y dejamos que el sentido común nos gobierne, las cosas se ven diferentes. No todo contagio en esencia es nocivo. Al contrario es altamente beneficioso dejarnos contagiar. Por ejemplo, del buen humor, de la esperanza, del triunfo, del entusiasmo o del éxito. Y eso puede contagiar a los demás.

Dijo el Señor. “Te ungí hoy con oleo de alegría, más que a tus compañeros” Jesucristo es el ser más alegre de la creación. Ni la envidia, los golpes, el dolor o la muerte pudieron amargarle. Él no es el Jesús que pintan los retratistas, de rostro triste y angustiado. Seguramente, porque todavía no lo conocen. Yo conozco un Cristo de rostro alegre y vencedor. Y cuando lo veo con los ojos de la fe, me dejo contagiar. Entonces todos los problemas y limitaciones son como nada.

Hoy tienes la oportunidad de contagiarte de su Espíritu, no rechaces el contagio. Tu vida ya no volverá a ser la misma después. No es mañana ni el año que viene, hoy es el momento. ¿porqué te detienes a escuchar simplemente, frases que después se olvidan o slogans en las redes sociales? Buenos deseos escritos con muy buena intención, pero que quizás ni siquiera quienes los comparten, luego los practican. Déjate contagiar. Nadie tiene mayor interés por ti, que el propio Señor Jesucristo.

Dentro de segundos nada más, entraremos de lleno en un nuevo año. ¿Cómo serán los próximos 365 días, éxitos o fracasos? No depende de Dios. Él siempre está dispuesto a ayudar, con tal que se lo pidamos. Para el Señor, hacer milagros es la cosa más natural del mundo. Tampoco depende de algo que ocurra o alguien pueda hacer. Sino de lo que nosotros realicemos. Solo recoge el que siembra. y cuanto más siembra, más recoge. No te olvides de Jesús ¿Andarán 2 juntos si no estuvieren de acuerdo? Con Él 2018 puede ser el año de tu gran cosecha.

Social Media Network_Familias Saludables

https://robertoferreira.net

Filed under: Descubre tu camino

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!