Dejad a los niños venir a Mi y no se lo impidan

Mensaje del Director:

Dejad que los niños vengan a Mí y no se lo impidan. Muchas veces nos han hablado acerca de las 7 maravillas del mundo antiguo y muchas llamadas así en el mundo actual. Cada una encierra su propio mérito. No obstante; cada una de ellas es una creación de origen humano y no deja de traslucir alguna imperfección. Pero nada supera la belleza que la creación nos permite gozar cuando observamos el nacimiento de una criatura. El supremo arquitecto realizó un diseño y un plan perfecto para cada una de ellas. En su pequeño corazón el pulso de vida. En sus pulmones el primer aliento de vida Y en sus bracitos y manitas el deseo de tocar y sentir el contacto de otro ser humano para sentirse seguro y feliz.

La hora de la Inocencia

En sus primeros días, no tiene conciencia de si mismo, pero puede reconocer la voz de sus padres. Los ha escuchado desde el vientre de su madre. Por ello instintivamente los identifica como alguien muy cercano, aunque no sabe que significa, papá o mamá todavía. Sus otros sentidos comienzan a manifestarse de a poco con el paso del tiempo. Los ojitos son un signo de interrogación, aunque la luz les molesta. Con sus oídos captan innumerables sonidos, algunos lastiman sus pequeños tímpanos, se sobresaltan cuando los oyen. Aún las discusiones de sus progenitores. Pueden percibir cuando son amados y no son inmunes al rechazo. No tienen malicia, solo inocencia; todo lo creen y en todos confían, Comparten, sonríen y juegan y no hacen diferencias entre uno y otro.

La mejor maravilla de la creación.

Son sin duda una de las más excelsas maravillas de la creación. Una enorme felicidad para la mayoría de los padres, pero también una gigantesca responsabilidad. Las palabras del hombre más sabio que vivió en esta tierra, encierran una gran verdad. “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” Ahora bien, cada persona es responsable por lo que hace, independientemente de factores externos. Muchos Psicólogos atribuyen causas ajenas a la voluntad de la persona, como responsables por las cosas que le acontecen. No siempre la culpa es de los demás y aunque así fuese, cada persona es quien decide hacer o no hacer determinadas cosas. Pero nada exime a los padres de la responsabilidad por enseñarle el camino a sus hijos.

Las palabras acompañadas de honestidad.

Hay conductas que marcan a cada persona, más que los consejos o palabras que no coinciden con la realidad. De nada sirve enseñarle una y otra vez al niño que no mienta, cuando él observa que lo hacen papá y mamá. También no hacen mella en el niño, que le digan que el cigarrillo es nocivo cuando sus padres lo encienden. Tampoco afirmar que la bebida embrutece, mientras se mantiene un vaso con licor en la mano. A la instrucción debe seguirle la práctica de una conducta coherente. Es responsabilidad de los padres enseñar lo bueno. Y todo ser humano sabe lo que es bueno y si lo ignora; la palabra de Dios lo instruye primero. Tenemos algo llamado conciencia que diferencia el bien del mal.

Tu hijo, confía en Ti.

Todo niño confía normalmente en sus padres y de cada uno de ellos depende que esa actitud se fortalezca. Los principios y valores se aprenden temprano en la vida y es responsabilidad de los progenitores proveerlos. Este momento es entonces, la ocasión propicia para preguntarle a cada padre y a cada madre si lo está realizando. Cada 31 de Octubre, muchas personas hacen que sus hijos participen de algo llamado Halloween o Día de las Brujas. ¿es algo bueno o inocente? Desde luego que no lo es, por lo que se hace y lo que representa. No es un juego, pedir golosinas y si no las reciben hacer travesuras. ¿Porqué mendigar algunas golosinas o hacer daño a los demás? ¿no tiene el niño, padres a quien pedirle que se las proporcionen y estos la oportunidad de brindarselas?

Nada es gracioso, tratandose de Brujas y diabluras.

¿Encuentran gracioso, disfrazarse con calaveras, calabazas con luces y objetos diabólicos? ¿quieres que tu hija sea una bruja y tu hijo un brujo? Entonces ve y pregúntale a alguien que logró salir de la brujería las cosas que se hacen allí. Y no olvides que alguien se pone encima prendas con las cuales se identifica. Los niños por lo general son generosos, comparten sus juguetes alimentos y golosinas. Son transparentes y sin doblez. Ignoran lo malo y sus consecuencias. Eres tú, papá y mamá quien debe advertirles del peligro de inmiscuirse con lo oculto. Jesús dijo que el diablo, es padre de la mentira, no hay verdad en él. Vino a robar, matar y destruir. El no tira con balas de salva. No hagas que tus hijos hagan diabluras, él es el mayor engañador y no juega. Siempre destruye.

Palabras que no pasarán sin que se cumplan.

Toda palabra encierra; un profundo significado, cuando proviene de Jesus. Es necesario conocerlo y luego obedecer. ¡Ay! y este hay duele verdaderamente.  Ay al que a lo malo llama bueno y a lo bueno malo. Pues todo lo que el hombre siembra es lo que luego recogerá. Y tus errores o pecados lo pagarán tus hijos hasta la tercera y cuarta generación. Ve con cuidado, no juegues con lo que no sabes ni permitas que tus hijos lo hagan.  Nada es inocente en el halloween. Van perder y demasiado.

Filed under: Camino con Propósito

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!